domingo, 31 de marzo de 2013

Searching for Sugar Man

Comentario de SEARCHING FOR SUGAR MAN


 

 
 
 
 
 
 
 
 


Conviene que abran bien los ojos, agudicen los oídos y presten atención a la obra que hoy nos ocupa. Porque nos encontramos con seguridad ante una de las mejores películas del pasado año con el añadido de que además pertenece a un género que no goza de la repercusión mediática habitual: el cine documental. Asistan pues a la increíble pero verdadera historia de Sixto Rodríguez, alias Sugar Man, un hombre destinado a decir muchas cosas en el panorama musical de los años 70 pero cuya carrera se truncó rápidamente en los EEUU mientras era adorado sin saberlo en la otra punta del mundo. Desde que Michael Moore estrenara "Bowling for Columbine" hace ya más de una década, el género documental ha experimentado un reconocimiento popular sin precedentes y cada año nos llegan trabajos de un valor cinematográfico enorme, como "Ser y Tener" (2002), "Man on Wire" (2008) o este "Searching for Sugar Man" (2012). Avalada por un reguero de premios internacionales (Sundance, Bafta, Oscar...) esta búsqueda de Sugar Man nos presenta una historia fascinante relatada con brillantez por su director, el sueco Malik Bendjelloul. Si la ven no solo disfrutarán de una gran película, sino que además descubrirán a un artista genuino.

"Searching for Sugar Man" relata la historia del misterioso músico Sixto Rodríguez, un norteamericano de Detroit que a comienzos de los años 70 grabó dos discos que un puñado de críticos calificaron de maravillosos pero que fueron un completo fracaso comercial. Y Rodríguez, aquél  cantautor con una carrera prometedora truncada, desapareció. Por azares del destino, para demostrar que la realidad supera siempre a la ficción, una copia de su disco llegó a Sudáfrica poco después, cuando el país se encontraba aislado internacionalmente por su sistema de segregación racial. Y allí Rodríguez se convirtió en un auténtico fenómeno cultural que sirvió de banda sonora vital para varias generaciones de la comunidad blanca progresista, los afrikáner que se oponían al sistema político de su país basado en el apartheid. Mientras que para cientos de miles de sudafricanos Rodríguez era equiparable a Bob Dylan, Simon & Garfunkel o los Beatles, el músico de Detroit vivía ajeno a todo ello. Sus seguidores de la otra punta del mundo tampoco sabían nada de uno de sus artistas de cabecera, ni siquiera si estaba vivo o muerto. ¿Quién era Rodríguez? ¿Un hombre, un músico o un mito?

**************************************************

Ficha técnica y artística

Searching for Sugar Man. Suecia, 2012, 85 min.

Dirección: Malik Bendjelloul

Intérpretes: documental

**************************************************


 
 

Crónica de El Maquinista

 
Pulsa en la pantalla para ver el tráiler de "Searching for Sugar Man"

10 comentarios:

daniel dijo...

Súmamente de acuerdo, una de las mejores cintas que nos ofreció el 2012. Cabe decir que es un buen ejemplo de cómo hacer un documental ;)

¡Saludos!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Daniel, me alegro de que también te haya gustado esta joya de documental. Oí hablar de él gracias a "Días de Cine", el programa sobre cine de referencia en la televisión española. Desués, al ver la cinta, me sorprendió el gran nivel técnico y la historia de Rodríguez me atrapó. Como colofón, una banda sonora estupenda que descubre las canciones de este artista sin par.

¡Un saludo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Ya que la semana pasada comentamos la preciosa "Antes del Atardecer", aquí ponemos el enlace al cartel y tráiler de "Before Midnight", la esperada tercera parte de esta trilogía protagonizada por Julie Delpy y Ethan Hawke.

http://www.blogdecine.com/trailers/before-midnight-trailer

Tiene una pinta estupenda.

Mila dijo...

Qué cosas tiene este mundo, ¿quién entiende lo que pasa y dónde pasa, y por qué?.
Me encanta la entrada, parece de cuando ibas al circo y te advertían de las maravillas que se iban a producir: "pasen señores y vean...
Había oído hablar de este documental y ,además, tengo un hijo cinéfilo y me cuenta, pero
es que toda la historia es rara, curiosa,y yo( y más), ni idea.
Tengo que verla.
¡Un abrazo, Cuttlas!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Mila, pues sí, me gusta mantener el misterio que rodea a la cinta :-)

En cierto modo es descubrir una historia que conmueve porque es real pero parece ficción. La figura de Rodríguez no deja indiferente. Los documentales van poco a poco entrando en el ámbito del gran público y siempre es bueno que haya un runrún para que los buenos trabajos se conozcaan.

Una abrazo :)

Enrique Hormigos dijo...

La realidad superando -otra vez- a la ficción.

Algo que me recuerda una aguda reflexión que hizo una vez Leonardo da Vinci a un colega, cuando le preguntó sobre su interés en el dibujo del natural.

Por mucha imaginación que tenga un artista, el número de hojas distintas que puede dibujar es limitado.

Si quiere un número infinito de hojas, sólo tiene que ir mirando una a una las que cuelgan de las ramas de los árboles.

Que listo era el sinvergüenza...

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Enrique, bueno, como tú eres dibujante profesional supongo que habrás comprobado las afirmaciones del maestro :-)

Yo de pequeño tuve una época en que quería ser dibujante y desde luego el número de copias de Mortadelo que era capaz de dibujar era efectivamente de lo más limitado. Luego cambié de opinión y decidí que de mayor quería ser cartero. Al final he acabado de sufrido ingeniero, ya ves.

La peli, por si no la has visto (¿?) es altamente recomendable. Mi aracnosentido me dice que te va a gustar.

¡Un abrazo!

Enrique Hormigos dijo...

No la he visto, pero va a caer EN BREVE, porque le tengo muchas ganas.

Por cierto, cuando yo era niño también copié lo mío al maestro Ibáñez.

Algunos años después, iba en el autobús con mi chaval, que debía tener unos 10 años, y leímos en el diario que el maestro iba a estar firmando ejemplares de su nuevo album.

Así que salimos disparados, y después de una cola milkilométrica, conocí a uno de los héroes de mi infancia; le estreché la mano y le dije muy serio:

-Señor Ibanez, soy dibujante profesional por su culpa.

Y el señor Ibañez me contestó con la misma seriedad:

-Caramba, joven... no sabe ud. como lo siento.

Después le dedicó el tebeo a mi hijo, y casi se echa a llorar cuando abrí mi cartera y le pedí que me dedicase... un tebeo de la colección OLE! (el de "Objetivo: eliminar al Rana") que tengo desde los 11 años y me costó 60 pelas.

Que tengo guardado como oro en paño, por supuesto ;)

Nos leemos en cuanto encuentre a Sugar Man.
¡¡Saludos!!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Llevo una semana borrando decenas de malditos mensajes spams, mensajes incoherentes y absurdos que parecen haber sido escritos por un primate retrasado.

Como vuelva a encontrarme uno solo más juro por las sagradas escrituras que te encontraré, estés donde estés maldito enjendro (humano o mecánico) y te volaré en mil pedazos con mi trabuco. Te perseguiré hasta las mismas puertas del infierno, sabandija, y tendrás que suplicar piedad porque el ángel exterminador que habita en mi te aplastará tus oxidadas neuronas o bujías.

Mi venganza será terrible, he dicho.

jaal dijo...

Confío en que se te haya ido el mosqueo del comentario anterior y que el engendro haya recibido su merecido. No había leído tu reseña de Sugar Man y ciertamente la película es extraordinaria. Casualmente este pasado fin de semana vi otro documental muy bueno, seguro que lo conoces, está dirigido por Banksi el grafitero, bueno street artist como prefiere ser llamado y se titula "Exit through the gift shop, también sobre otro "artista" alternativo y sorprendente.

Saludos Cuttlas