domingo, 9 de septiembre de 2012

Los Duelistas

Comentario de LOS DUELISTAS


El pasado 19 de agosto un hombre se encaramó a lo alto de un puente en el puerto de Los Angeles y se arrojó al vacío poniendo fin a su vida de forma contundente. Ese hombre se llamaba Tony Scott y además de ser un director de gran éxito comercial también era el hermano pequeño del realizador británico Ridley Scott. Al leer la noticia pensé en escribir alguna entrada sobre una película de Tony, pero me encontré con el problema de que no había visto ningún título suyo. La verdad es que nunca me había sentido muy atraído por su filmografía, bastante proclive a la pirotecnia visual y a planos no más largos de un segundo. Y eso que algunos de sus trabajos son tan conocidos como "Top Gun", "Amor a Quemarropa", "Marea Roja" o "El Fuego de la Venganza". El caso es que me decidí por su primer largometraje, "El Ansia" (1983), aquella cinta en la que Catherine Deneuve y David Bowie interpretan a dos vampiros burgueses viviendo en el Nueva York de los años 80. Como esta película tampoco me ha entusiasmado me he decantado por poner en el blog la ópera prima de su hermano Ridley, así que todo queda en familia. Y es que los cinco primeros años de la carrera del mayor de los Scott fue para quitarse el sombrero al rodar tres cintas estupendas: "Los Duelistas" (1977), "Alien, el Octavo Pasajero" (1979) y "Blade Runner" (1982), una de las joyas de la ciencia-ficción contemporánea. A partir de este largometraje Ridley estuvo un poco perdido en la irregularidad durante quince años, con alguna salvedad como "Thelma y Louise" (1991). Fue al entrar en el nuevo milenio cuando reapareció con fuerza gracias a su moderna revisión del péplum con "Gladiator" (2000) y desde entonces nos ha venido ofreciendo trabajos medianamente interesantes. Eso sí, su obra magna que retome la senda de "Blade Runner" está todavía esperándose. Por cierto, que la tierra te sea leve Tony, como decían los antiguos romanos. 

"Los Duelistas" es una película de línea argumental bastante particular centrada en los duelos que han de librar dos húsares franceses a lo largo de quince años en el marco de las Guerras Napoleónicas. La acción comienza en Estrasburgo en 1800 cuando el impetuoso oficial Gabriel Feraud (Harvey Keitel) casi mata al sobrino del alcalde en un duelo a espadas. En represalia las autoridades presionan para que Feraud sea arrestado, tarea que le es encomendada a otro húsar, Armand d´Hubert (Keith Carradine). Éste procede a detenerlo en la casa de una dama importante de la ciudad, lo que Feraud se toma como una terrible humillación. El blanco de sus iras
pasa a ser d´Hubert, por lo que en cuestión de minutos el asunto ya es un conflicto personal entre los dos hombres. Feraud, arrastrado siempre por su orgullo, le reta en duelo, a lo que el otro ha de aceptar a regañadientes. Tras varios enfrentamientos inconclusos la guerra obliga a detener su lucha particular hasta que por coincidencias del destino se encuentran a lo largo de los años en diferentes lugares de Europa, ocasiones que Feraud siempre aprovecha para intentar enfrentarse de nuevo y poner fin a su eterno duelo de honor.

**************************************************

Ficha técnica y artística

Los Duelistas (The Duellists). Reino Unido, 1977, 100 min.

Dirección: Ridley Scott

Intérpretes: Harvey Keitel, Keith Carradine, Edward Fox

**************************************************


Crónica de Atticus Finch


Pulsa en la pantalla para ver el tráiler de "Los Duelistas"

11 comentarios:

ethan dijo...

El eterno duelo, sí. La película es estupenda, podría ser la mejor del director si no estuviera una tal Blade Runner. Lástima que sea tan irregular, aunque de vez en cuando nos regale algo interesante.

1 tonto con 1 lápiz. dijo...

Buena película y un final de los que recuerdo con agrado.

Porque... ¿cómo achantar a la fiera corrupia de Harvey Keitel sin necesidad de cortarlo en rodajas con un sable y envasarlo al vacío (que es ni más ni menos que lo que hubiese hecho el hermano de Ridley, con gran aparato de sables chocando y llenandolo todo de chispas fosfóricas...)?

Pues usando el coco.

Que ahí se nota que el chaval es hermano de kung fú...

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Ethan, estoy de acuerdo contigo en la irregularidad de Ridley Scott. También tiene el problema de que, salvo excepciones como "Blade Runner", no le veo un toque que lo identifique como autor. Muchas de sus películas tienen ese aroma prefabricado hollywoodiense, huelen a productor a mil leguas. Con "Los Duelistas" es distinto, tiene alma detrás del celuloide.

¡Un saludo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

La verdad es que Tony Scott tenía mucho peligro con una cámara entre las manos, empezaba a entusiasmarse y ya la teníamos liada. Ridley es más sosegado y en esta cinta mantiene un pulso firme en la narración, algo nada sencillo teniendo en cuenta la estructura del guión. Los Carradine tienen una peli juntos que es uno de los westerns más interesantes de los años 80: "Forajidos de Leyenda", de Walter Hill. La comenté en su día en el blog y tiene una escena de tiroteo homenaje a Peckinpah para quitarse el sombrero (nunca mejor dicho).

¡Un saludo Enrique!

1 tonto con 1 lápiz. dijo...

¿Nunca habéis visto una buena película de serie B y habéis pensado: madre mía, lo que hubiese hecho este tío con un poco más de pasta?

Pues, seguramente, una película como las de Ridley Scott.

Me quedo con Walter Hill (productor de "Alien") y sus tiroteos de "El Último Hombre"...

Toshiro Kurosawa dijo...

Yo creo que debe haber un tercer hermano Scott que rodó bajo seudónimo Los duelistas, Alien y Blade runner y que luego se retiró dejando al verdadero Ridley, porque, a partir de esta última, parece otro director totalmente diferente.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Toshiro, gracias por pasar por aquí...Te doy la razón, debe haber un hermano Scott que no nos han presentado todavía. Puede que Bon Scott sea el hombre que buscamos (¡!)

A mi la verdad es que "Alien" nunca me ha entusiasmado (me gusta pero ya está) y "Los Duelistas" es una cinta estupenda. "Blade Runner" es un peliculón de tomo y lomo aunque a Harrison Ford no le guste reconocerlo (suele poner a Scott a caer de un burro, el rodaje debió de ser difícil). El problema que tengo con la mayoría de las películas de Ridley es que me parecen prefabricadas. Se nota que el hombre sabe dirigir, ¿pero acaso sus títulos no parecen salidas de una cadena de montaje, sobre todo desde "Gladiator"? ¡Ridley, no te vendas al capital y vuelve por tus fueros!

¡Un saludo!

Möbius el Crononauta dijo...

Vaya una delicia poética y visual, y esa historia loca... grande.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Möbius, la verdad es que la película visualmente es espectacular, con esos encuadres naturales y la luz... En ese aspecto me recuerda a "Barry Lyndon", aunque desde luego me parece bastante más interesante.

Un saludo

Emilio José Pazos dijo...

Bueno, Scott, está planeando algo con Blader runner, es deci, que hay que hecharse a temblar. Porque prometeus, era supuestamente un remover Alien. Si se ha quedado sin ideas y se va a dedicar a vivir de sus grandes logros...

EN FIN, TODO LO BUENO SE VA, DECÍDSELO A TONY SCOTT. IN MEMORIAN.

UN SALUDO.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Emilio, me alegro de verte por aquí (¡te has cambiado la foto...!)

Pues efectivamente podemos echarnos a temblar si Ridley Scott sigue con su precuela/reboot/revisión de una obra como "Blade Runner". Mi opinión en estos casos es muy sencilla: si una película ha quedado bien no hagas experimentos raros. Los remake o revisiones solo los concivo cuando una buena historia se ha perdido en una cinta fallida (por ejemplo "Los Inmortales"). Creo que Scott debería hacer algo de ciencia ficción completamente nuevo sin tener que recurrir a sus dos pilares, "Blade Runner" y "Alien".

¡Un saludo!