domingo, 30 de septiembre de 2012

El Maquinista de la General

Comentario de EL MAQUINISTA DE LA GENERAL


Hablar de Buster Keaton es hablar de uno de los más importantes cómicos del cine mudo, junto con Charles Chaplin ("La Quimera del Oro", "Tiempos Modernos") y Harold Lloyd ("El Hombre Mosca"). Keaton nació en el seno de una familia dedicada al espectáculo y desde pequeño tuvo contacto con el mundo del vodevil, una de las canteras naturales de buena parte de los cómicos del cine de aquellos años. Sus primeros pasos en el mundo del cine tienen lugar en 1917 de la mano del malogrado Fatty Arbuckle, quien lo incluye en varios de sus cortometrajes. Tras ser llamado a filas el año siguiente y poner rumbo a la Gran Guerra europea, Keaton regresaría a Hollywood a comienzos de la década de los veinte. Así inauguraría su etapa más prolífica en la que gozaría de un control absoluto sobre sus películas. Al igual que Chaplin, Keaton ejercía de autor total, escribiendo, dirigiendo y protagonizando sus largometrajes. Durante los años veinte realizaría sus más importantes trabajos y la que es considerada como su obra maestra, "El Maquinista de la General" (1926), un prodigio cinematográfico en el que se jugaba la vida en multitud de escenas. El nivel de maestría de esta cinta, como en los títulos mayores de Chaplin, radica en que el espectador no se encuentra ante una sucesión de gags cómicos, sino que existe una estructura narrativa sólida y brillantemente ejecutada, en la que el drama y la comedia se entrelazan formando un conjunto redondo. Sin embargo, con la llegada del cine sonoro en los años treinta, Keaton se convertiría en una de tantas estrellas que no pudieron adaptarse al cambio en la industria, viendo cómo su carrera desaparecía en el olvido colectivo. No sería hasta dos décadas más tarde cuando su antiguo camarada Chaplin le llamaría para rodar juntos "Candilejas" (1952) y así el gran público volvió a tener conciencia de una de las figuras más relevantes del cine mudo norteamericano.

"El Maquinista de la General" relata un episodio acaecido durante la Guerra de Secesión en los EEUU. Johnnie Gray (Buster Keaton) trabaja de maquinista en una compañía de ferrocarriles sureña. Al estallar el conflicto su novia Annabelle (Marion Mack) le anima a que se aliste como voluntario en el bando confederado, cosa que no le hace mucha gracia pero a lo que finalmente accede. Para su sorpresa Johnnie se encuentra con que su solicitud es rechazada en la oficina de reclutamiento, ya que dada su menuda complexión física los oficiales lo juzgan más útil como maquinista que como soldado. Al contárselo a Annabelle ésta no le cree y piensa que no ha ido a alistarse por cobardía, así que deja de hablarle. Un año después la joven, todavía enfadada con Johnnie, toma un tren para ir a ver a su padre herido. La locomotora que les lleva no es otra que "La General", el orgullo de Johnnie, que está a sus mandos. En mitad del trayecto son atacados por un destacamento de soldados de la Unión, los cuales pretenden hacerse con "La General" pero además se llevan por azares del destino a Annabelle. De un plumazo a Johnnie le arrebatan lo que más quiere en el mundo, su chica y su locomotora. Armándose de valor decide ir tras ellos y rescatarlas de las manos de los nordistas para llevarlas de nuevo a casa, aunque no sabe muy bien cómo.

**************************************************

Ficha técnica y artística

El Maquinista de la General (The General). EEUU, 1926, 74 min.

Dirección: Buster Keaton

Intérpretes: Buster Keaton, Marion Mack, Glen Cavender

**************************************************


Crónica de Atticus Finch


Pulsa en la pantalla para ver una escena de "El Maquinista de la General"

6 comentarios:

1 tonto con 1 lápiz. dijo...

"... le arrebatan lo que más quiere en este mundo, su chica y su locomotora".

Gran frase, amigo.

Tu entrada me va a servir de excusa para revisarme esta misma tarde esta obra maestra (en una edición estupenda, que le hurté al padre de mi mujer, con la connivencia de la madre de mi mujer, como corresponde a cualquier película de Keaton que se precie...) y así poder comentar la cosa con conocimiento -reciente- de causa.

Llámame antiguo.

¡Volveré!

Möbius el Crononauta dijo...

Megaclásico del cine del mundo mundial, que por cierto hace eones que no veo. Así que no puedo comentar mucho más, salvo ¡grande Keaton!

saludos

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Enrique, je je me alegro de que te gustara la frase y que aproveches para revisionar esta gran película. Yo hace un porrón de tiempo que la vi pero recientemente he vuelto a disfrutar de escenas míticas gracias a youtube. Sirva como ejemplo la del clip de video que he puesto, una escena realmente entreñabale (me encanta la cara de Keaton cuando ve a su novia barrer mientras les están persiguiendo los Unionistas). Me deja boquiabierto lo bien rodada que está con todo ese movimiento de trenes y locomotoras, no son decorados, y hay travellings con una estabilidad perfecta. El trabajo de puesta en escena y de camara es para quitarse el sombrero. ¡Hay que fijarse en esas cosas, que estamos hablando de 1927, esto es una obra maestra!

¡Un saludo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Buenas Möbius, comparto al 100% tus alabanzas a Buster Keaton. Yo no he visto muchas películas de cine mudo (las de Chaplin y alguna más) pero esta es sin duda una de mis preferidas. La otra es "Tiempos Modernos", otra joya de la corona. A veces conviene echar la vista atrás y disfrutar de estas auténticas maravillas.

Un saludo

musicamuda dijo...

Una magnífica película. Precisamente esta tarde la acompaño al piano en el Aula Magna dela Facultad de Filosofía y letras de Zaragoza. Cada vez que la veo descubro algo nuevo.
Mi versión está en mi blog http://musicaymuda-comedia.blogspot.com.es/2010/11/el-maquinista-de-la-general.html
Un saludo. Jaime López.

musicamuda dijo...

Una magnífica película. Precisamente esta tarde la acompaño al piano en el Aula Magna dela Facultad de Filosofía y letras de Zaragoza. Cada vez que la veo descubro algo nuevo.
Mi versión está en mi blog http://musicaymuda-comedia.blogspot.com.es/2010/11/el-maquinista-de-la-general.html
Un saludo. Jaime López.