domingo, 16 de septiembre de 2012

Ghost Dog

Comentario de GHOST DOG


"Ghost Dog" es probablemente la película de samuráis más original que he visto nunca, seguramente porque no lo es más que en espíritu. La cinta está dirigida por Jim Jarmusch, el cineasta independiente estadounidense considerado como de culto (peligrosa palabra, desde luego). Personalmente he visto tres trabajos de Jarmusch y ninguno me ha defraudado: el documental sobre Neil Young "Year of the Horse" (entretenida), el viaje tragicómico protagonizado por Bill Murray en "Flores Rotas" (interesante) y la cinta que hoy nos ocupa. Y es que "Ghost Dog" pertenece a esa clase de largometrajes que para mi se sitúan entre el aprobado y el notable pero que gracias a su originalidad y fuerza propia consiguen dejar huella en el espectador. De esta manera uno no las olvida y al pasar el tiempo se las recuerda incluso con afecto. En principio el argumento del largometraje puede espantar a más de uno, ya que la historia trata de un asesino profesional negro que se considera una especie de samurái contemporáneo en la Nueva Jersey de los años 90. Lo que suena algo extravagante sobre el papel resulta funcionar bastante bien en el celuloide (la magia del cine, ya se sabe). Ghost Dog (Perro Fantasma) es el nombre con el que se autodenomina el protagonista, un hombre que creció en las calles y ha terminado por ser asesino a sueldo de la Mafia. Como cualquier otra persona Ghost Dog ha sentido la necesidad de aferrarse a unas creencias, unos valores, para recorrer su azaroso periplo vital. Y él las ha encontrado en la filosofía de vida samurái, el bushido. Además de regirse por este código de conducta el buen hombre se ejercita asiduamente en el arte de la espada, pero además de la katana también tiene un amplio conocimiento en el manejo de toda clase de armas automáticas (algo muy útil para ejecutar sus encargos a cierta distancia de la víctima de turno).

El protagonista de nuestra historia, interpretado por Forest Whitaker ("Bird", "El Último Rey de Escocia"), vive en una pequeña cabaña construida en la azotea de un edificio, a modo de palomar. En este sitio descansa y encuentra la paz espiritual junto a un montón de palomas (unos bichejos asquerosos, por cierto), las cuales usa como mensajeras para comunicarse con el hombre que le encarga las ejecuciones, Louie (John Tormey). Para Ghost Dog Louie es el amo al que pertenece, ya que siente que está en deuda con él después de que éste le salvara de joven en una lucha callejera. Louie forma parte de un clan mafioso italiano de Nueva Jersey y después de varios años ha llegado a asumir la extraña relación que mantiene con su mejor asesino a sueldo, alguien que se mueve como un verdadero fantasma de la noche. La familia criminal de Louie está formada por italoamericanos, unas personas bastante horteras que visten con chándal y cadenas de oro, suelen ser calvos y tener bastante sobrepeso (como la vida misma, si no ver "Los Soprano"). El caso es que Ghost Dog recibe un día el encargo de liquidar a un gángster que se está viendo con la hija del gran jefe, asunto que es ejecutado con su profesionalidad habitual. Sin embargo los jefes de la familia deciden acabar también con Ghost Dog para intentar no verse conectados con el asesinato, algo que podría provocar una guerra entre los clanes de la ciudad. El neo-samurái se da finalmente cuenta de la traición y decide vengarse acabando con toda la familia, pero esto le supone una duda existencial: ¿qué hacer con Louie?

**************************************************

Ficha técnica y artística

Ghost Dog. EEUU, 1999, 115 min.

Dirección: Jim Jarmusch

Intérpretes: Forest Whitaker, John Tormey, Cliff Gorman

**************************************************


Crónica de El Maquinista


Pulsa en la pantalla para ver el tráiler de "Ghost Dog"

8 comentarios:

Teo Calderón dijo...

Puestos a elegir películas cuyos protagonistas vivan y actúen como samuráis sin serlo, no elegiría esta de Jarmush que aún siendo interesante no se encuentra entre las mejores (creo que ya lo apuntas tú) de este alumno de Nicholas Ray, y mucho menos que pueda compararse con la hipnótica y escalofriante "EL SILENCIO DE UN HOMBRE" (Le samouraï) de Jean-Pierre Melville.
De Jim Jarmusch me gustaron mucho sus primeras realizaciones "EXTRAÑOS EN EL PARAÍSO" y "BAJO EL PESO DE LA LEY". También me ganó la extraña y atmosférica "DEAD MAN". En cuanto a "FLORES ROTAS" venía a ser una comedia itinerante, bañada de melancolía, que sigue el devenir de un personaje con el que resulta dificultoso conectar. La cinta creo que lo conseguía lentamente mediante una cámara discreta y neutra que le acompañaba en su recorrido mientras descubríamos, al mismo tiempo que él, aspec­tos de su vida que nos ayudaban a un acercamiento emocional. Supongo que el estilo hipotenso y “apagado” de Bill Murray resultaba perfectamente adecuado a las intenciones del autor.
Un saludo.

1 tonto con 1 lápiz. dijo...

Me encanta esta película.

No es una obra maestra, no es rigurosa con el tema samurai, tampoco es una película de mafiosos al uso, pero la vuelvo a ver siempre que tengo ocasión y le tengo muchísimo cariño. Forest Whitaker está genial y tiene escenas como la de el hombre construyendo el barco en la azotea o todas las que rodean su relación con el vendedor de helados o la niña que me gustan muchísimo.

Es una de las películas que me vino al pelo para enganchar a mi hijo al cine: la película le encantó, y de ella sacamos una frase que utilizamos cada vez que atacamos un asunto con prontitud: "El camino del samurai es la inmediatez".

¡Ah!
¡Que recuerdo tan agradable!

¡Un saludo y buena semana!

Möbius el Crononauta dijo...

Curiosa cinta, desde luego, que tendré que revisitar un día de estos.

Y grande Whitaker.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Teo, gracias por dejar tu comentario y bienvenido a mi humilde morada cinéfila...

Te veo muy puesto con Jim Jarmusch, yo la verdad es que aún no me he atrevido a ver sus inicios cinematográficos, pero puede que me acaben gustando más que lo que he visto hasta hora. En "Flores Rotas" como muy bien dices Bill Murray anda como zombi todo el metraje, de hecho lo que me pareció más interesante fue la colección de actrices secundarias que va visitando, buscando a la posible madre de su hijo.

En cuanto a "Ghost Dog" creo haber leído que es la particular versión de Jarmusch de "El Silencio de un Hombre", aunque con varias diferencias (Alain Delon no era precisamente un afroamericano de Nueva Jersey). Sin embargo es una de esas películas que te producen sensaciones (buenas) y eso en estos tiempos de indiferencia es de agradecer.

¡Un saludo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Enrique, me alegro mucho de que te guste esta película :-) La verdad es que cuando estaba escribiendo la entrada pensaba que casi nadie la conocería... ("¿samuráis negros?")

La relación que Ghost Dog mantiene con el vendedor de helados es muy entrañable, sobre todo porque cada uno habla en su idioma (inglés y francés) pero terminan entendiéndose de alguna forma. Si no recuerdo mal finalmente ambos le preguntan algo al señor del barco en la azotea y éste les responde en español... La peli es así y me gusta.

Luego están las citas del "Hagakure", el librito de filosofía samurái que lee Whitaker (y que un servidor también se lo ha tragado). El camino del samurái es la inmediatez... intentaré aplicarme el asunto.

¡Un abrazo señor Hormigos y recuerdos cinéfilos para su hijo, que ya debe tener una buena mochila de conocimientos gracias a usted!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Möbius, la verdad es que es una de esas películas que si la ves en el momento adecuado engancha bastante. Tiene su estilo y su forma, con varios detalles de comedia negra muy buenos. Los mafiosos italianos son espectaculares, suben con chándal a liquidar a Ghost Dog a su palomar pero tienen que parar en el descansillo a recobrar el aliento, son así de cutres.

En cuanto a Whitaker la verdad es que no es muy conocido entre el gran publico a pesar de su Oscar por encarnar al loco ugandés Idi Amín (ya no hay dictadores como los de antes, por cierto). La verdad es que creo que Ghost Dog es uno de sus mejores papeles.

¡Un saludo!

Emilio Luna dijo...

Lo es Cuttlas... y al igual que Teo Calderón la relaciono con la película de Melville (esta a su vez la relaciono con Drive... y así estaría hasta mañana). Me parece una película increíble que pegó mucho en su estreno y años posteriores pero que ha quedado un poco al margen de la memorabilia... y no lo merece.

Un abrazo.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Emilio, me alegro de verte por estos lares, melena al viento...

Pues efectivamente todas las historias sobre héroes/antihéores solitarios comparten varios puntos entre sí. Desde Travis en "Taxi Driver" a Ghost Dog pasamos por El Conductor de "Drive" (cómo te ha gustado esta peli, ¿eh?) o el asesino a sueldo de "El Silencio de un Hombre". Unos son más callados, otros más místicos, otros más locos, pero todos cargan sobre sus hombros el peso de una buena historia. Y nosotros les damos las gracias por ello.

¡Un saludo!