sábado, 19 de mayo de 2012

Ed Wood

Comentario de ED WOOD


El arte de hacer películas es, como su propio nombre indica, todo un arte lleno de complejidad y dificultades. El número de profesionales implicados en el desarrollo de un proyecto cinematográfico es enorme: directores, guionistas, intérpretes, productores, montadores, compositores, encargados de fotografía, sonido, dirección artística, etc. En algunos casos ha habido personas capaces de compaginar varias de estas tareas a la vez, autores multidisciplinares que escriben, dirigen y protagonizan sus trabajos. Normalmente el público se acuerda de los que han dejado una huella en la historia del cine, pero también abundan en la cara opuesta donde moran los subproductos de calidad cuestionable. Un personaje de este último grupo fue Edward Wood, una especie de Orson Welles pero en versión cutre que perpetró un buen número de cintas de serie B bastante lamentables a partir de la década de los 50. Años después a alguna mente privilegiada de la industria se le ocurrió la brillante idea de designarle como "el peor director de la historia del cine" (del estadounidense, se entiende), un completo disparate que no obstante es muy habitual en este mundo tan proclive a etiquetarlo todo de manera simplista. A partir de entonces la figura de Ed Wood alcanzaría una notoriedad de la que no había gozado en su faceta profesional, ni siquiera cuando estrenó su obra cumbre (es un decir) "Plan 9 del Espacio Exterior". Y como de todo hay en la viña del Señor no faltaron personas que empezaron a reivindicar sus trabajos como obras de culto (de culto cutre, supongo). De lo que no cabe duda es que Wood era un hombre entregado por completo al mundo del cine pero con un talento cuestionable, que tuvo la valentía de perseguir su sueño y que eso al menos le honra. Paradojas de la vida, su mayor legado a la posteridad sería su propia peripecia vital y profesional, un relato completamente de película.

La cinta nos sitúa en el Hollywood de los años 50, donde un joven llamado Ed Wood (Johnny Depp) trabaja de chico para todo en unos estudios de cine. Su mayor sueño es hacer películas y emular a su adorado Orson Welles, aunque de momento se conforma con dirigir pequeñas obras de teatro alternativo que pone en pie junto a su novia y una pandilla de amigos bastante peculiares. Un día conoce por casualidad en la calle al mítico actor Bela Lugosi (Martin Landau), famoso por sus interpretaciones del Conde Drácula en la década de los 30 pero ahora ya retirado. Pronto se hacen amigos y Eddie convence a un pequeño productor de serie B para que le asigne el guión y dirección de un largometraje si consigue que Lugosi acceda a entrar en el reparto. El talento de Wood para el cine sale pronto a relucir con este primer subproducto que trata de un hombre al que le gusta vestirse de mujer y los problemas que ello le acarrea, para lo cual se basa en su propia experiencia personal. Aunque la cinta es un fracaso Eddie ha conseguido asomar la cabeza en el circuito social más freak y bizarro de la ciudad de Los Angeles. Metido de lleno en el mundo de la serie B, Wood pondrá en marcha nuevos proyectos disparatados para los que se verá obligado a robar decorados, filmar sin licencia y hacer suyo el lema de que "con una sola toma es suficiente, ¡a positivar!". A pesar de las condiciones adversas su lucha por ser un director respetado seguirá adelante gracias al apoyo incondicional de sus amigos y la confianza en sí mismo.

****************************************************

Ficha técnica y artística

Ed Wood. EEUU, 1994, 124 min.

Dirección: Tim Burton

Intérpretes: Johnny Depp, Martin Landau, Sarah Jessica Parker

****************************************************


Crónica de Atticus Finch


Pulsa en la pantalla para ver una escena de "Ed Wood"

8 comentarios:

Mila dijo...

Pues resulta que la he visto.

Bueno, más bien acompañaba al cinéfilo que la veía porque creo que me traspuse un par de veces.

Pero,aun así la película de Tim Burton recreando anécdóticamente el esforzado empeño de Ed Wodd por rodar sus historias me pareció conmovedora, porque hay que ver la ilusión que le ponía, y lo chapuzas que era.
La escena en que Bela Lugosi se mete en el charco,o sea,en lo que debería ser el proceloso mar a luchar con un pulpo de plástico al que no le funciona el motor y tiene que mover él mismo los brazos de los que se supone tendría que intentar librarse es todo un poema.
Vaya pandilla de excéntricos la que formaban Ed Wood Jr. y sus amigos-ayudantes-colaboradores.

Excelentes interpretaciones las de Johnny Deep y Martin Landau, al que yo había perdido la pista desde la serie de tv. "Misión Imposible".

Es una película curiosa, no es de las que yo revisaré,seguramente, porque lo mío no es el cine de terror y ciencia-ficción tipo Drácula, pero el haber conocido esta historia ha sido muy interesante.Gracias cinéfilo.

Estupenda entrada.
¡Un abrazo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Mila, efectivamente es una película conmovedora porque a pesar de lo escatológico de su cine, Ed Wood era un apasionado de su profesión. Las andanzas de él y su tropa tienen el encanto de lo chapucero hecho con ilusión y mucha imaginación. Creo que uno de los grandes aciertos de Tim Burton a la hora de abordar la historia es que en ningún momento pretende juzgar o ridiculizar a Wood, sino que muestra con toda naturalidad su forma de ser. El resultado es un humor negro como el de los hermanos Coen, veraz y agridulce como la vida misma.

Un abrazo

Jesús Fariña dijo...

Sin dudas la mejor obra, bajo mi punto de vista, que han hecho el tandem Burton-Deep. La vi hace ya tiempo pero he han dado ganas de volverla a ver gracias a tu post, un saludo!

El sr. Hormigos. dijo...

Sin duda, la película que más me gusta de Tim Burton y una de las que, en mi opinión, mejor traza la personalidad de una persona creativa.

Porque, calidades aparte (muchísimas veces me ha asombrado con los años ver lo malos que eran mis primeros dibujos, y mucho más que consiguiese ganar pasta con ellos...), cualquiera que esté metido en fregados de estos sabrá que sin una ilusión a prueba de bomba, no se llega ni a la esquina.

Magnifico Martin Landau (su mejor papel junto al que hizo en "Tucker", de Coppola) moviéndo las manos como sólo un hungaro puede hacerlo.

Hasta la próxima!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Jesús, para mi también es de lejos la mejor colaboración de Tim Burton y Johnny Depp, aunque el que roba todos los planos de la función es Martin Landau. No soy un especial seguidor de Burton aunque hay algunos trabajos suyos que me gustan ("Big Fish" me encantó y "Batman" y "Sleepy Hollow" están muy bien).

¡Un saludo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Muy buenas Enrique, yo también soy de la opinión de que el talento se va puliendo con el tiempo y la dedicación (¡cómo si no!). Hay muchos grandes directores que han empezado con trabajos dicretos y su evolución se va apreciando conforme avanzan en la carrera. Por no mencionar que en muchos casos pueden estar limitados simplemente por el guión que les ha tocado dirigir o diversos factores que existen en el mundo del cine.

Personalmente creo que "Ed Wood" es un biopic muy bueno que aunque no se adentra con profundidad en el personaje principal sí recrea con atino todo su entorno. Mención especial a Landau como Bela Lugosi, de largo el personaje más interesante del largometraje.

¡Nos vemos!

Dulce Gomez dijo...

Lo que más me gusta de esta película es que aunque ve que no le va bien y no se reciben bien sus películas, él sigue tratando, la vi en hbogo y me gustó mucho, creo que lo que más me gusta es eso además de que los actores son geniales y le dan una odna nostálgica.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Dulce, gracias por pasar por estas latitudes de la blogosfera y dejar tu comentario :-)

Es muy cierto lo que dices, el bueno de Ed Wood no se desanima y piensa que en realidad es un incomprendido, algo así como Orson Welles. Por eso es muy interesante la escena en que ambos se encuentran en un café de Los Angeles y charlan sobre sus frustraciones. Es una de mis cintas preferidas de Tim Burton, sin duda.

¡Un saludo!