sábado, 5 de abril de 2008

El Jinete Pálido (Pale Rider)

Comentario de EL JINETE PÁLIDO

En un pequeño pueblo de las montañas, donde los débiles se ahogan en la injusticia debido a la despiadada actitud de una gran compañía minera que codicia sus tierras, un deseo es pedido por una joven. Y a lomos de un caballo blanco, el cuarto jinete del Apocalipsis llega a sus vidas, seguido tan sólo por el infierno. Su figura crepuscular, hermética y solitaria atiende únicamente al nombre de Predicador, ya que sólo usa la palabra, no las armas. No se conoce su nombre, ni su procedencia, ni su destino, pero porta las cicatrices de las balas por todo su cuerpo. Su intento de defender a los desamparados empieza por devolverles su autoestima, su voluntad y su fuerza. Pero aquellos que traen la destrucción a esa gente honrada y trabajadora convierten al jinete pálido en el ángel exterminador que late en su interior, ya que es un hombre con dos almas. Para enfentarse a los que no saben hablar tan sólo le queda el último recurso, aquél que duerme en la caja de seguridad de un banco y que representa las heridas de su vida pasada. No es juez, pero para unos es su salvación y para otros será su perdición. A su paso suenan tambores lejanos y versos pasados, porque su presencia no es de este mundo.

********************************************

Ficha técnica y artística

El Jinete Pálido. EEUU, 1985, 116 min.

Director: Clint Eastwood

Intérpretes: Clint Eastwood, Michael Moriarty, Carrie Snodgress

********************************************


Crónica de Atticus Finch




Pulsa en la pantalla para ver al Jinete Pálido


3 comentarios:

Rodrigo Manrique Llamazares dijo...

Una de las mejores películas del Oeste del cine, con un gran Clint Eastwood a los dos lados de la cámara. La necesaria preparación para el cénit del "western" crepuscular que sería la posterior obra maestra "Sin Perdón". Gracias, señor Eastwood.

Gates dijo...

Vaya, me dejas descolocado. La he visto pero hace mucho tiempo. Voy a ver si puedo disfrutar de ella en breve. Un abrazo. Por cierto, sin perdón esta muy pero que muy bien.

Rodrigo Manrique Llamazares dijo...

Para mi Sin Perdón también es una película excepcional, grandiosa y profunda. Ya le estoy preparando una entrada para dentro de unas semanas, aunque antes pondré otras películas, que si no se va a notar mucho mi devoción por el cine del oeste en general y por el señor Eastwood en particular. Gracias por los comentarios.