sábado, 23 de abril de 2016

Los Odiosos Ocho

Comentario de LOS ODIOSOS OCHO
















Las Navidades del pasado año trajeron un gran regalo bajo la forma de película, concretamente el nuevo trabajo del indomable Quentin Tarantino. Y su más reciente creación ha resultado ser un sobresaliente western, género que ya visitó hace tres años con la también excelente "Django Desencadenado". En realidad el marco narrativo del western es tan solo una licencia de Tarantino para ubicar su historia, ya que estamos ante una pieza de teatro filmada que bien podría tener lugar en otras latitudes y épocas. Aunque bien es cierto que el salvaje Oeste le sienta como un guante al relato. Si exceptuamos el largo prólogo rodado en unos impresionantes decorados naturales, el resto de las casi tres horas de película tiene lugar en el refugio de montaña donde coinciden estos odiosos ocho personajes del título. Y es entonces cuando Tarantino saca su artillería pesada con unos diálogos brillantes, ingeniosos e inolvidables. Todo marca de la casa. Es hacia el último tramo del relato cuando el director muestra también su querencia por la ultraviolencia con tintes de humor negro, lo cual es lo que menos me ha gustado de la cinta. Quizás por ello no llega al nivel de "Django Desencadenado" pero sigue siendo una película excelente de todos modos. Los maestros de la función, Samuel L. Jackson y Kurt Russell, son secundados perfectamente por unos intérpretes en estado de gracia, lo cual nos demuestra lo buen director de actores que es Tarantino. El realizador de Kentucky ha sabido siempre sacar lo mejor de sus repartos, aunque la buena calidad de sus guiones también ayuda mucho. En el apartado de la puesta en escena la verdad es que solo se puede decir que es un festín para el espectador, sobre todo la primera parte en la que seguimos a la caravana a través de la nieve de Wyoming. Tarantino, como siempre genio y figura, decidió rodar la película en un formato panorámico muy poco común que resalta enormemente las tomas exteriores pero que carece de sentido en el decorado interior en la que se desarrollan la tres cuartas partes de la cinta. Pero supongo que eso no importa, ya que Tarantino se ha ganado con los años el derecho a hacer lo que quiera en sus películas. Y el espectador se lo agradece enormemente.

"Los Odiosos Ocho" nos lleva a las montañas de Wyoming poco después del fin de la Guerra de Secesión. El cazarrecompensas John Ruth (Kurt Russell) se dirige al pueblo de Red Rock para ajusticiar a su compañera de viaje, la fugitiva Daisy Domergue (Jennifer Jason Leigh). El destino hace que su diligencia se cruce con el también cazarrecompensas Marquis Warren (Samuel L. Jackson) y el renegado sureño Chris Mannix (Walton Goggins), quien ha sido elegido nuevo sheriff de Red Rock. Ante la amenaza de una gran tormenta de nieve los cuatro se refugian en la Mercería de Minnie, una amplia fonda situada entre las montañas. En ella se encuentran a otros cuatro viajeros con los que habrán de pasar el tiempo necesario hasta que la tormenta remita. Sin embargo pronto las sospechas se apoderan de Ruth, quien teme que su prisionera haya preparado algún plan de huida en colaboración con uno de los extraños. Atrapados todos juntos por la nieve, los ocho desconocidos empiezan a descubrir sus cartas para poder salir con vida y llegar a Red Rock de una pieza.

*************************************************

Ficha técnica y artística

Los Odiosos Ocho (The Hateful Eight). EEUU, 2015, 167 min.

Dirección: Quentin Tarantino

Intérpretes: Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh

*************************************************





Crónica de El Maquinista 

   
Pulsa en la pantalla para ver el tráiler de "Los Odiosos Ocho"

2 comentarios:

Alejandro dijo...

Una gran película. Entretenida y que mantiene la tensión narrativa todo el tiempo a pesar de ser bastante larga. Actores sublimes, diálogos y situaciones al más puro estilo Tarantino. Muy recomendable. Un abrazo genio gran resumen!!!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Alejandro, un placer verte por este rincón de la blogosfera :)
Pues sí, estamos ante un peliculón de tomo y lomo, toda una lección de puesta en escena, de diálogos y de pulso narrativo a lo largo de casi tres horas que se hacen cortas. Tarantino, zorro viejo, saca a Samuel L. Jackson y Kurt Russell a las primeras de cambio y con eso ya tiene al espectador en el bolsillo. Creo que Kurt Russell ha nacido para interpretar ese papel. Se merecen un monumento.

¡Un abrazo camarada!