domingo, 1 de julio de 2012

Ciudad de Dios

Comentario de CIUDAD DE DIOS


Uno de los mayores desafíos para el desarrollo de cualquier país es la distribución equitativa entre su población de los recursos que genera la tierra. Si el producto interior bruto nos da la idea de la riqueza de un estado en términos absolutos, la renta per cápita es la que proporciona el dato de lo que teóricamente corresponde a cada habitante. Pero para poder juzgar adecuadamente éste último conviene tener a mano el llamado coeficiente de Gini para ver los índices de reparto equitativo real de esa renta. Las posiciones de cabeza suelen estar ocupadas desde hace años por las naciones escandinavas gracias a su tradicional conciencia de la justicia social, la igualdad de oportunidades y la gestión responsable de las arcas públicas. Por contra, una de las regiones con tasas de desigualdad más altas es Latinoamérica, donde el problema en algunos países es ya algo crónico. La concentración de dinero y poder en manos de unas pequeñas élites, sean del color político que sean, han conducido durante décadas a una brecha social que tiene como buen ejemplo las barriadas chabolistas de las grandes urbes sudamericanas. En Brasil las llamadas favelas son desgraciadamente algo tan distintivo del país como su fútbol o los carnavales, y su importancia sociológica queda bien patente cuando dos de las mejores películas brasileñas de la pasada década, "Ciudad de Dios" (2002) y "Tropa de Élite" (2007), tienen como escenario estos lugares.

"Ciudad de Dios" es el trabajo con el que su director, Fernando Meirelles, se da a conocer mundialmente suponiendo también un salto enorme para el panorama cinematográfico sudamericano en general y brasileño en particular. La cinta narra la historia del crimen organizado en la favela Ciudad de Dios, uno de los suburbios de Rio de Janeiro cuyo cuidado y seguridad parece haber sido dejada en manos del Altísimo. La historia abarca desde finales de los años 60 hasta principios de los 80 y es vista desde la perspectiva de dos chavales del barrio, Buscapé y Dadinho. El primero sueña con ser fotógrafo y el segundo con ser el criminal más peligroso de la ciudad, objetivos bien diferentes pero que finalmente les llevará a encontrarse en algún recodo del tiempo. Con el paso de los años Buscapé va sorteando el ambiente criminal de la favela compaginando trabajo y estudios, mientras que Dadinho consigue imponer su ley en el barrio al frente de un pequeño ejército de seguidores bajo el nombre de guerra de Ze Pequeno.

**************************************************

Ficha técnica y artística

Ciudad de Dios (Cidade de Deus). Brasil, 2002, 130 min.

Dirección: Fernando Meirelles & Kátia Lund

Intérpretes: Alexandre Rodrigues, Leandro Firmino, Phellipe Haagensen

**************************************************


Crónica de Atticus Finch


Pulsa en la pantalla para ver el tráiler de "Ciudad de Dios"

12 comentarios:

Piru dijo...

Película increíble, con unos personajes absolutamente magnéticos, un ritmo y modos narrativos muy cercanos a los primeros Scorsese y Tarantino, sólo que a la brasileña. Jamás olvidaremos a personajes como Zé Pequeño, es una de esas historias que guardas en la videoteca de casa con mimo. Se basa en el libro homónimo de un escritor brasileño y la verdad que la historia en el papel es incluso más cruda que la película. Personalmente me resultó imposible acabar la novela por el grado de sordidez que alcanza la historia. Muy recomendable.

Un saludo

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Piru, me alegra que te guste mi selección de esta semana. Yo cuando la vi también tuve la sensación de asistir a una película que iba a dejar huella. La forma en que está contada la historia, el pulso narrativo de Meirelles y un reparto que parece tan real hacen que "Ciudad de Dios" sea una obra magnética, como bien dices. Conocía la novela en que se basa pero no he probado a leerla.

El libro al que sí quería echar el guante es "Moteros Tranquilos, Toros Salvajes", una crónica de la generación de directores norteamericanos de los 70 que revolucíonaron la industrra, tiene muy buenas críticas. Estoy esperando a que lo devuelvan a la biblioteca para hacerme con él.

Un saludo Piru

El sr. Hormigos. dijo...

¿Esperando a que lo devuelvan de la biblioteca?

Maldita sea, sal corriendo a la librería más próxima y ¡¡RÓBALO!!

Porque te va a encantar.

Por cierto, fantástica y electrizante película y brutal novela la de Paulo Lins (a por ella también, no me seáis tirillas...)

El Bueno de Cuttlas dijo...

Je je, pues no me había planteado esa opción Enrique, no creo que le hiciera mucha gracia al librero de la esquina :-)

Dentro de unos pocos días lo tendré en mis manos, Dios mediante. A ver qué tal está. Llevo un tiempo sin leer nada desde que me volví a releer "Dune", esa joya de la ciencia ficción. Y tenía intención de empezar una novela de Javier Marías, quizás la compagine con el de cine.

¡Un saludo!

El sr. Hormigos. dijo...

Hace un par de semanas regalé "Dune" por su cumpleaños a un amigo de mi hijo :)

El Bueno de Cuttlas dijo...

Pues espero que disfrute su aventura en Arrakis y no se emapache con la melange. Los viajes a lomos de los grandes hacedores del desierto profundo han de realizarse en condiciones óptimas.

:-)

ethan dijo...

La implacable curva de Lorenz no atiende a razones.

El Bueno de Cuttlas dijo...

He tenido que recurrir a Wikipedia para refrecar la memoria Ethan, mis conocimientos de estadística actuales no pasan de la Campanana de Gauss, la media y la varianza (a duras pernas).

En cualquier caso las distribuciones matemáticas no hacen sino corroborar los hechos, la distribución equitativa de la riqueza es la batalla pendiente en nuestro país y en todo el mundo. A por ello.

¡Un saludo!

Möbius el Crononauta dijo...

Desde luego no podría entenderse una historia como la de Ciudad de Dios en Suecia.

Increíble cinta, casi no parece brasileña, sino fuera por esos increíbles personajes de la favela.

Imprescindible es poco. Clásico entre clásicos.

Piru dijo...

He intentado meterme en el universo Dune alguna vez, pero la verdad que me cuesta muchísimo ver la película incluso(!!!!) ¿Alguna sugerencia?

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Möbius, yo con "Ciudad de Dios" y "Tropa de Élite" hago siempre un pack 2x1 para cualquier conocido que quiera introducirse en el cine brasileño. Creo que no he visto ninguna película española de la última década con una factura tan impecable como estas dos. Nos van a comer con patatas...

¡Un saludo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Piru, mi primera sugerencia para disfrutar del universo "Dune" es que NO veas la película (por llamarla de alguna forma) que perpetraron David Lynch y Dino de Laurentis en los 80. Intentar hacer un largometraje del libro es imposible, su forma narrativa y densidad no me parecen adecuados para llevarlo a la gran pantalla.

Yo solo me he leído el primer libro de la saga de Frank Herbert (después creo que se le va un poco la pinza) y me encanta. El anacronismo de una sociedad feudal capaz de hacer viajes interestelares, el misticismo, la yihad... Arrakis da mucho de sí pero hay que cogerle el punto. Puedes hacer una excursión al desierto de Tabernas en Almería para ir poniéndote en situación :-)

Un abrazo Piru