domingo, 17 de junio de 2012

Boogie Nights

Comentario de BOOGIE NIGHTS


Entre los jóvenes realizadores norteamericanos que emergieron en la década de los 90 uno de los nombres más destacados es el de Paul Thomas Anderson, poseedor de una filmografía tan interesante como personal. Además de las labores de dirección Anderson también firma los guiones de todos sus trabajos, por lo que lleva la práctica totalidad del peso creativo de sus largometrajes, algo no muy común en Hollywood. Debutó en 1996 con "Sidney", de la cual no puedo decir nada porque no la he visto, pero el salto definitivo llegaría con "Boogie Nights" (1997) y "Magnolia" (1999), por las que recibe amplio reconocimiento de crítica y público. Posteriormente estrena en 2002 la arriesgada "Punch-Drunk Love" (o cómo conseguir que Adam Sandler parezca un actor serio) y su hasta hora más reciente obra, "Pozos de Ambición" (2007), una magnífica radiografía del poder corruptor del dinero y la religión que cuenta con una actuación memorable de Daniel Day-Lewis. Este año volverá de nuevo a las pantallas con el estreno de "The Master", el relato de la creación de una organización religiosa a mediados del siglo pasado en EEUU.

"Boogie Nights" narra el asceno y caída de una estrella del cine erótico a finales de los años 70 y comienzos de los 80, con el trasfondo de los cambios culturales y sociales que se sucedieron en aquella época a través de la perspectiva de su entorno en la industria. Eddie Adams (Mark Wahlberg) es un joven con aspiraciones de triunfar en la vida que trabaja en la cocina de un local nocturno de Los Angeles. Una noche coincide en los lavabos con el reputado director de películas X Jack Horner (Burt Reynolds), quien tras conocerle le ofrece unirse como actor a uno de sus próximos trabajos. Horner utiliza su casa californiana como base de operaciones y es una figura paternal para su equipo técnico y artístico, en el que destaca su actriz fetiche (Julianne Moore). El éxito llega para Eddie y pronto se convierte en la nueva sensación de la industria del cine para adultos, pero al poco tiempo cae en las drogas y rompe relaciones con el entorno de su descubridor. Mientras trata de rehabilitarse todos los personajes sufren en sus carnes el hecho de que los años 80 traen consigo el fin de una época y el comienzo de otra bien distinta.

**************************************************

Ficha técnica y artística

Boogie Nights. EEUU, 1997, 156 min.

Dirección: Paul Thomas Anderson

Intérpretes: Mark Wahlberg, Burt Reynolds, Julianne Moore

**************************************************


Crónica de El Maquinista


Pulsa en la pantalla para ver el tráiler de "Boogie Nights"

6 comentarios:

Emilio José Pazos dijo...

La estrella del cine erótico de la que habla es John Holmes y Anderson es uno de los realizadores que hoy en día merece la pena seguir, tiene poco trabajo, pero bueno. Un saludo.

Piru dijo...

La verdad que sólo ví Magnolia y hace muchos años, me pareció un tanto extraña pero una buena película, muy buenas interpretaciones.

Un saludo

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Emilio, me alegro de verte de nuevo. Si hay algo que le agradezco a Anderson son sus historias con personalidad propia, desde luego. "Boogie Nights" me parece una apuesta tan arriesgada como efectiva, un gran retrato de finales de los 70 con la industria de cine X como telón de fondo. Yo también he leído que la vida del protagonista se inspira libremente en John Holmes, y que incluso trata algunos temas escabrosos en los que estuvo metido este hombre como el tiroteo de la mansión Wonderland. Parece ser que Thomas Anderson llevaba tiempo con la historia en la cabeza porque su primer cortometraje (¡de 1988!) ya tenía como tema central a Dirk Diggler, el nombre artístico del actor de "Boogie Nights".

¡Un salludo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Buenas Piru, yo también vi "Magnolia" hace bastante, probablemente al poco de estrenarse en 1999. Creo que si la viese hoy me gustaría más, ya que en su día las tres horas de metrajes se me hicieron un poco largas. Desde luego la radiografía humana que hacía era de nota. "Boogie Nights" es mucho más fácil de ver y uno se lo pasa muy bien, el reparto es sensacional. A parte de Mark Wahlberg, Julianne Moore y Burt Reynolds (los tres lo bordan) también están Phillip Seymour Hoffman, William H. Macy y Heather Graham, todos estupendos. De Thomas Anderson he visto también "Pozos de Ambición", un gran relato sobre el reverso tenebroso del sueño americano, tan escorado hacia el individualismo y el dinero. Te la recomiendo.

Un abrazo Piru

El sr. Hormigos. dijo...

Una película en cierta manera entrañable, aunque sólo sea porque servidor de ud. y sus hiperhormonados colegas se iniciaron en el género con ese porno ochenteno, lleno de tramas marcianas pero cantidad de divertidas, argumentos que a veces incluso molaban y actores y actrices que tenían su aquel, porque en realidad se parecían mucho a la gente normal, y diálogos que… bueno, qué decir de aquellos diálogos.

Hasta que llegó el SIDA, la heroína, se les fue a todos la pinza y se terminó la diversión.

Por cierto, no sé si existirá, pero un libro tipo “Hollywood Babilonia” sobre el género sería la polla (y nunca mejor dicho), porque es un sector lleno de historias durísimas y el género en el que, en mi opinión, se ejerce de la manera más brutal la explotación de un “star system” que suele terminar literalmente deshecho.

Saludos!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Enrique, creo que la película refleja bien esa realidad que comentas, que hoy se oscila entre lo chusco y lo original. Pero con encanto también, supongo. A mi me gusta mucho todo ese entorno que rodea al director, desde el cámara al encargado de sonido, por no hablar del guionista (no creo que tuviera que devanarse los sesos para los diálogos). Eso sí, todos los intentos de realizar un cine de este tipo con argumento sólido ha fracasado, son para lo que son. Lo que no quita para que se pueda hacer con estilo y calidad, digo yo.

¡Un saludo!