domingo, 8 de enero de 2012

De Repente, el Último Verano

Comentario de DE REPENTE, EL ÚLTIMO VERANO


De entre el gran número de géneros y subgéneros cinematográficos existen algunos muy vinculados a un determinado país o que directamente son patrimonio exclusivo de un solo territorio; este es el caso del llamado drama sureño. Las películas englobadas bajo esta etiqueta son cintas dramáticas cuyas tramas se ubican en el Sur histórico de los Estados Unidos tanto en el siglo XIX como en el XX. Suelen recurrir a elementos muy vinculados al imaginario de la región, como la cultura agraria, la Guerra de Secesión, su profundo espíritu conservador o el fantasma de la esclavitud, entre otros. Estos ingredientes resultan idóneos para crear atmósferas opresivas y decadentes, muy utilizadas por ejemplo en largometrajes basados en obras teatrales de Tennessee Williams: "Un Tranvía llamado Deseo", "La Gata sobre el Tejado de Zinc", "De Repente el Último Verano" o "La Noche de la Iguana". El abanico de estilos es amplio pero siempre impregnado de ese inconfundible toque propio de lugares como Lousiana, Alabama o Georgia, también presente en otras grandes películas: "Lo Que el Viento se Llevó", "La Jauría Humana", "En el Calor de la Noche" y un largo etcétera de buenos títulos.

"De Repente, el Último Verano" se sitúa en 1937 en Nueva Orleans, donde el doctor Cukrowicz (Montgomery Clift) ejerce como neurocirujano en un centro hospitalario. Un día es contactado por una acaudalada dama de la ciudad (Katharine Hepburn) que pasa por una complicada etapa tras la muerte de su hijo adulto, Sebastian, durante unas vacaciones en Europa el verano pasado. Ésta le ofrece una importante donación de dinero para mejorar las instalaciones del hospital a cambio de que realice una lobotomía a su sobrina Catherine (Elizabeth Taylor), quien acompañó a Sebastian en esas fatídicas últimas vacaciones. Tras su muerte Catherine ha estado profundamente perturbada y recluída en un sanatorio mental, presa de recuerdos insoportables que no consigue relatar. Cukrowicz decide ir a visitarla para hacer su propio diagnóstico psiquiátrico antes de realizar la peligrosa operación, lo que le lleva a encontrarse un caso más enrevesado de lo que parecía. La muerte de Sebastian y los acontecimientos que le precedieron no están claros y las versiones de Catherine y su tía son diferentes, por lo que finalmente Cukrovicz decide ayudar a la joven a superar su trauma para sanarla y que toda la verdad salga a flote.

**************************************************

Ficha técnica y artística

De Repente, el Último Verano (Suddenly, the Last Summer). EEUU, 1959, 114 min.

Dirección: Joseph L. Mankiewicz

Intérpretes: Elizabeth Taylor, Montgomery Clift, Katharine Hepburn

**************************************************


Crónica de Atticus Finch


Pulsa en la pantalla para ver una escena de "De Repente, el Último Verano"

9 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

Esto no tiene que ver con el cine. Últimamente he estado escuchando a "Arcade Fire", una fantástica banda canadiense que se ha ganado a pulso el reconocimiento que está recibiendo entre los críticos y el público. Con su estilo propio alejado de los patrones prefabricados que tanto abundan hoy en día, para mi son como un soplo de aire fresco, auténticamente genuinos. Como la música también es cultura ahí va como regalo de Reyes el enlace a una actuación suya estupenda. Que lo disfrutéis:

http://www.youtube.com/watch?v=Ab2DDmwYVQw

Un saludo

Piru dijo...

Me encantan los dramas sureños, tienen una carga pasional y dramática tremendan, generalmente son grandes epopeyas con sagas familiares que se apuñalan las unas a las otras. Por ejemplo la magnífica Gigante o Lo que el viento se llevó. Chapeau por esta entrada Cutlas

Mario dijo...

Lo has explicado muy bien, me atrae la película, que la tengo y pienso verla en cuanto pueda. Tengo debilidad por Hepburn -una de las mejores actrices del cine clásico americano- y por Taylor, en la foto que hermosa que yace Elizabeth, una de las morenas más exquisitas que ha brindado el cine. Debe ser tremenda película, gracias por recordármela. Un abrazo.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Piru, gracias por tu comentario. A mi también me gustan mucho esas atmósferas sofocantes que tan bien saben mezclar la humedad y el calor sureño con todo el fango interior de sus personajes. Los pueblos, las plantaciones, todo es empalagoso y decandente, como una nobleza rancia europea en mitad de la sabana.

Un abrazo

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Mario, me alegro de verte. La película es estupenda, yo cuando la vi iba con un poco de precaución porque con las cintas basadas en obras de Tennessee Williams a veces me he llegado a saturar un poco. Pero me encontré con una trama, unos actores y una dirección soberbia, no en vano es el gran maestro Mankiewicz quien firma la película. Y además me sirvió para seguir avanzando en la filmografía de Montgomery Clift, un gran actor del que tomé conciencia hace no mucho.

Un abrazo

Lala dijo...

ESta peli la tengo entre las mias de mi videoteca y me encanta. Taylor y Hepburn una maravilla, la dirección fantástica y el guión, cuanto menos, inquietante. Montgomery, si te soy sincera, no me mata, aunque con todo lo que tenía encima pudo hacer y terminar la peli, y eso, demuestra un gran esfuerzo.

Un besote

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Lala, gracias por tu comentario. Yo con el tiempo me estoy dando cuenta de que Katharine Hepburn no está entre mis actrices preferidas y Montgomery Clift, pese a que no me atre especialmente, me resulta un actor muy interesante. Bien es cierto que cuando se rodó esta película, en 1959, ya había tenido el accidente de coche que le destrozó el rostro y hacía tiempo que estaba cayendo en el pozo de la autodestrucción. Sin embargo la capacidad para trabajar en excelentes cintas como la que comentamos hoy, Río Salvaje (1960) o "Vidas Rebeldes" (1961) no deja de sorprenderme.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Es una pena leer comentarios tan vanales, pareciera que no han visto el film o de lo contrario no lo entendieron y ni siquiera saben basada en qué obra de teatro y mucho menos el nombre del Autor. Si bien es cierto que la trama es en Nueva Orleans, esto no es relevante; pudo ser en Nueva York, San Francisco Etc. por lo tanto no se trata de un drama sureño, ni mucho menos una epopeya, ni tiene "atmósferas sofocantes que tan bien saben mezclar la humedad y el calor sureño" Simplemente es un drama muy fuerte que todavía existe: La homosexualidad y vulnerabilidad, con una madre enamorada del hijo, al extremo que quiere mandar hacer a su sobrina una operación de lobotomía o castración del cerebro, para que se olvide la razón de la muerte de su hijo, muerto en un acto de canibalismo posiblemente por homofóbicos a los que solo les interesaba la prima, utilizada como carnada para atraer a los jóvenes lugareños. Hay una frase simbólica referente a los homosexuales. relacionada con : Las tortuguitas que deben correr para llegar al mar y no ser comidas por los halcones, y no todas lo logran

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Anónimo, gracias por pasar por el blog y dejar tu comentario. Esta no es una bitácora profesional, simplemente es un lugar de encuentro para gente que nos gusta el cine y cada uno contribuye con su opinión a la película de la semana, haciendo hincapié bien en un aspecto de la cinta o en el director, la temática, etc. No hay comentarios Banales, todos aportan (incluido el tuyo).

Si bien la película tiene como temática de fondo la homosexualidad, esta obra basada en la de Tennesse Williams, al que mencionamos en la crónica, no se concibe para mi fuera del Sur norteamericano. Si hay algo que caracteriza a la obra de este autor es el utilizar esa zona geográfica como marco para sus dramas. Y no es casualidad, la atmósfera es parte esencial en esos relatos. Al hijo de Katherine Hepburn, ese homosexual sin rostro que utilizaba a su madre y luego a su prima para atraer hombres, no lo matan en un acto de canibalismo, como en ocasiones he leído en sinopsis de internet. Simple y llanamente lo linchan, le dan una paliza mortal por su condición sexual o su comportamiento. El relato de los hechos de Taylor ("como si lo hubieran devorado") es algo metafórico, dejaron el cuerpo hecho tal desastre que parecía eso. Pero no le hincaron el diente, desde luego. No se especifica el país en el que están de vacaciones pero desde luego no están entre indígenas salvajes, parece más bien el sur de Europa. La película es un drama sobre unas relaciones malsanas y los intentos por hacer que sigan en secreto.

Un saludo