sábado, 10 de diciembre de 2011

Río Salvaje

Comentario de RÍO SALVAJE


El director norteamericano Elia Kazan comenzó la década de los 60 de forma sobresaliente con la película "Río Salvaje", un drama que se adentraba en las profundidades del Sur estadounidense para retratar las relaciones personales y el arraigo a la tierra. Para ello contaría con dos grandes intérpretes protagonistas, Montgomery Clift y Lee Remick, actores que no son tan recordados por el gran público como otras grandes estrellas de primera fila pero que cuentan con un buen puñado de importantes largometrajes en los que siempre llevaron a cabo trabajos excelentes. Clift es probablemente uno de los actores más atormentados que hayan pasado nunca por la gran pantalla y una persona que poco a poco fue sumergiéndose en una espiral autodestructiva que finalmente acabaría con su vida. Para la posteridad quedan sus papeles en obras como "De Aquí a la Eternidad", "Yo confieso", "De Repente, el Último Verano" o "Vidas Rebeldes". Por su parte, la imagen de Lee Remick no puede ser más diferente, ya que sus personajes transmiten veracidad y ternura, ya sea en películas tan diferentes como "Días de Vino y Rosas", "Anatomía de un Asesinato" o la propia "Río Salvaje".

La cinta hoy comentada narra la llegada de un funcionario de la Administración llamado Chuck Glover (Montgomery Clift) a las inmediaciones de un pequeño pueblo sureño a orillas del río Tennessee a comienzos de los años 30. La zona lleva años sufriendo frecuentes inundaciones por las crecidas del río y el gobierno federal ha decidido evacuar definitivamente todo el valle y llevar a cabo la construcción de una presa hidroeléctrica en las cercanías de la localidad. Todas las tierras ribereñas quedarán anegadas en pocas semanas una vez se ponga en marcha la presa, por lo que durante los meses anteriores se ha procedido a la expropiación de los terrenos en la región. Chuck ha sido enviado a supervisar los últimos trámites y a intentar convencer a la propietaria de la última parcela sin desalojar de vender su terreno y trasladarse a vivir a una nueva casa en el pueblo. La mujer es una obcecada anciana, Ella Garth (Jo Van Fllet), que se niega a abandonar su casa y la tierra de sus antepasados, mientras sigue con su vida junto a su familia y un reducido número de trabajadores negros que continúan realizando las labores de cosecha en la pequeña finca. Tras varios intentos infructuosos de convencerla, un día conoce a su nieta Carol (Lee Reemick), una joven viuda que no tiene muy claro si debe emprender su vida en otro lugar o permanecer en la casa familiar. Poco a poco comenzarán a aflorar sentimientos entre ambos mientras el tiempo antes de las inundaciones se acaba.

**************************************************

Ficha técnica y artística

Río Salvaje (Wild River). EEUU, 1960, 109 min.

Dirección: Elia Kazan

Intérpretes: Montgomery Clift, Lee Remick, Jo Van Fleet

**************************************************


Crónica de Atticus Finch

6 comentarios:

anna van anna dijo...

Me la recomendaste hace tiempo y aun no la he visto. Y encima con los alicientes de Clift y Lee Remick! En fin, he estado tan cegada buscando infructuosamente Un Rostro en la Multitud que me he olvidado del resto, espero verla pronto!

Un abrazo

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Ana, a mi fue una película que me gustó mucho y que descubrí buceando en la filmografía de Elia Kazan y Montgomery Clift. Lee Remick me encanta, así que la disfruté de principio a fin. El tema es también cercano en cierta medida, ya que en mi tierra, León, hay muchos embalses que se construyeron desde los años 30 a finales de los 80, y hubo pueblos que quedaron completamente inundados por las aguas, desaparecidos para siempre: Riaño, Vegamián, la zona del Luna, etc.
Son esas circunstancias difíciles en las que el progreso general choca con la destrucción local, lo cual no es sencillo de resolver.

PD: Yo sí conseguí encontrar "Un Rostro en la Multitud" (por recomendación tuya), la tengo pendiente de ver porque tengo que localizar los subtítulos.

Un abrazo

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Me gusta que pongas de relieve a estos dos grandes actores, que a pesar de no ser estrellas de primera fila, dignificaron el trabajo actoral con sus vidas.
Esta película la asocio siempre a la situación personal por la que atravesaba Elia Kazan en esos momentos. Un saludo.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Emilio, gracias por pasar por aquí. Me gusta mucho reivindicar buenas películas o actores que por azares del destino no cuentan con el reconocimiento que debieran por parte del gran público. A Montgomery Clift lo descubrí hace relativamente pronto, aunque ya hubiese visto varias de sus películas. Seguí buceando un poco en su biografía y me fui encontrando con una persona tan compleja como excelente actor. De Lee Remick me encanta todo, es como Audrey Hepburn o Natalie Portman, cada vez que las veo me quedo hipnotizado.

Un saludo

ethan dijo...

¿Te puedes creer que aún no la he visto? Aguarda su turno en la estantería...
Saludos!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Ethan, gracias por pasar... Pues te recomiendo que la veas lo antes posible ya que es una película estupenda, aunque suele estar tapada por otras cintas de Kazan más famosas (pero para mi gusto menos interesantes en algunos casos).

Un saludo