sábado, 17 de diciembre de 2011

El Ocaso del Samurái

Comentario de EL OCASO DEL SAMURÁI


El género de cine histórico centrado en el mundo de los samuráis ha tenido un largo recorrido en la cinematografía japonesa desde la implantación del cine en ese país, debido sin duda a la gran influencia que ha ejercido durante siglos en todos los ámbitos de su cultura. No obstante el género samurái alcanzaría pleno reconocimiento artístico y difusión internacional en los años 50, cuando importantes directores abordaron la temática con un tratamiento más sólido en las historias. A la cabeza se encuentra Akira Kurosawa, quien durante varias décadas filmó un buen número de cintas famosas casi siempre acompañado por el actor Toshiro Mifune: "Rashomon", "Los Siete Samuráis", "Yojimbo" o "Ran" son buenos ejemplos que tratan diferentes perspectivas de este universo. El cine samurái puede ubicarse a lo largo de varios siglos, desde los albores del medievo hasta finales del siglo XIX, cuando la Restauración Meiji emprendida por el emperador barrería la era de los shogun y con ellos al sistema feudal, samuráis incluidos. Sus historias pueden hablar de temas tan interesantes como el camino del guerrero (el bushido), la reprimida sociedad japonesa, los samuráis errantes sin señor al que servir (los míticos ronin) o la traumática desaparición de su mundo, cuando les arrebataron las katanas definitivamente. Aunque su casta fuera abolida formalmenete, su filosofía de vida ha seguido impregnando a todas la generaciones japonesas, incluyendo a otros cineastas aparte de Kurosawa como Masaki Kobayashi ("Harakiri", "Samurai Rebellion") o incluso al contemporáneo Takeshi Kitano ("Zatoichi"). Uno de los más bellos acercamientos al género ha sido llevado a cabo recientemente por el director Yoji Yamada, quien lanza una mirada desmitificadora y profundamente humana en su trilogía dedicada al tema: "El Ocaso del Samurai" (2002), "La Espada Oculta" (2004) y "Love & Honor" (2006). En ellas sus personajes huyen de los tópicos y se muestran como samuráis cercanos, ajenos al mito de la espada y el sacrificio inútil, tan solo deseosos de vivir el día a día lo mejor posible.

La acción de "El Ocaso del Samurái" transcurre a mediados del siglo XIX poco antes de la Restauración Meiji, en una era en la que la mayoría de los samuráis hace ya tiempo que han abandonado la guerra para dedicarse a tareas administrativas, aunque sigan portando sus katanas como seña de identidad. Su protagonista es Seibei Iguchi, un samurái viudo de bajo rango que trabaja como funcionario en el almacén de provisiones de uno de los castillos de su señor. El salario que recibe le llega a duras penas para mantener a sus hijas pequeñas y a su anciana madre, ya medio senil, por lo que tiene que dedicarse también a otros trabajos complementarios. De naturaleza sencilla y tranquila, la máxima aspiración de Seibei es vivir en paz y ver crecer a sus hijas sanas e independientes. Sin embargo la llegada al pueblo de una antigua amiga de la infancia y una peligrosa misión encargada por el clan al que pertenece van a trastocar por completo su rutina diaria.

**************************************************

Ficha técnica y artística

El Ocaso del Samurai (The Twilight Samurai). Japón, 2002, 129 min.

Dirección: Yoji Yamada

Intérpretes: Hiroyuki Sanada, Rie Miyazawa, Nenji Kobayashi

**************************************************


Crónica de El Maquinista




Pulsa en la pantalla para ver el tráiler de "El Ocaso del Samurái"

8 comentarios:

Cinemagnific dijo...

Puta obra maestra.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Bueno, es una forma bastante clara de expresarlo, no deja mucho resquicio a la duda. La verdad es que a mi me llamó la atención lo humanos que se muestran los personajes, alejados (dentro de unos márgenes)de esa mezcla de hieratismo, frustración y frialdad en el trato que se suele ver en varias de las cintas japonesas que versan sobre este tema. Para mi es una película que le da mil vueltas a algunos trabajos de Kurosawa como "Yojimbo" o "Los Siete Samuráis" (los puristas se me van a echar al cuello pero es lo que pienso).

Un saludo

Mila dijo...

De Yamada yo solo he visto "La espada oculta" y, la verdad,con todos mis respetos a Kurosawa, del que lo he visto casi todo, se agradece que las historias tengan ese lado humano, de andar por casa que todos conocemos como la vida, lejos de las concepciones épicas, que te dejan un poco frío.Por cierto que me encantó. Me propongo completar la trilogía. Y gracias,Cuttlas, por la docencia...
Se agradece.
Un abrazo.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Mila, gracias por pasar por aquí. Las películas de Kurowawa a veces se hacen un poco pesadas por el ritmo pero sobre todo, en mi opinión, por la sobreactuación de parte del reparto. Cuando vi "Yojimbo", la famosa cinta con Toshiro Mifune encarnando a un samurái errante, me arruinaron la película los ridículos duelos y actuaciones de parte del reparto, totalmente disparatados. Mifune está excelente, como siempre, pero no entiendo cómo Kurosawa no dirigió mejor al resto. "Los Siete Samuráis" también me parece un considerable ladrillo en bastantes momentos, particularmente si uno se atreve con la versión íntegra de 200 y pico minutos, el cual fue mi caso.

Un saludo

ethan dijo...

Aún la tengo pendiente.

Muchas felicidades y un buen año cargado del mejor cine

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Ethan, espero que tengas la oportunidad de ver esta gran película en Navidades, así que muchas gracias y felices fiestas para ti también. A ver si podemos seguir disfutando de buen cine en el 2012.

Un abrazo

Mario dijo...

No conocía la película pero me encanta la temática de los samuraís, he leído libros al respecto, me parece interesante toda su leyenda y me gusta además esa libertad de humanizarlos. La anoto desde luego agradecido por tan grato descubrimiento. Y feliz navidad, que lo pases muy bien. Abrazos.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Muchas gracias Mario, felices fiestas a ti también. Si te gusta el universo de los samuráis y el Japón antiguo te recomiendo que estas Navidades veas la trilogía de Yoji Yamada sobre el tema, creo que te pueden hacer pasar un buen rato.

Un abrazo