domingo, 7 de agosto de 2011

Gallipoli

Comentario de GALLIPOLI


Dentro de los géneros bélico y drámatico resulta curioso observar la relativa escasez de cintas de renombre enfocadas sobre la Primera Guerra Mundial, dadas las gigantescas proporciones del conflicto y las no menos importantes consecuencias políticas y sociales que desencadenaría. Una posible causa de su marginación es el papel secundario que desempeñaron los Estados Unidos en la contienda, ya que al fin y al cabo la mayor parte de la producción cinematográfica occidental proviene de este país. De este modo son lógicamente la II Guerra Mundial y la de Vietnam las que han copado la mayor atención, al ser probablemente los conflictos bélicos del siglo XX más relevantes para los norteamericanos. Aún así podemos encontrar aclamados largometrajes sobre la Gran Guerra en obras como "Senderos de Gloria" (Stanley Kubrick, 1957) o "La Gran Ilusión" (Jean Renoir, 1937). Un trabajo también muy notable es "Gallipoli", la cinta con la que el director australiano Peter Weir ("Único Testigo", "Master & Commander") se daría a conocer fuera de su país natal. En Europa la I Guerra Mundial es sinónimo de interminables combates de trincheras sobre los campos de batalla centroeuropeos. Sin embargo esta película proporciona una perspectiva diferente y muy interesante de la contienda, aunque las conclusiones terminen por ser irremediablemente las mismas.

En 1915 Archy (Mark Lee) es un prometedor joven de Australia Occidental cuya mayor afición es el incipiente atletismo y las carreras de cien metros. En una de estas pruebas deportivas conoce a Frank (Mel Gibson) y la amistad pronto nace entre ellos. Por distintos motivos ambos acabarán enrolándose en el ejécito para combatir en la Gran Guerra que lleva desencadenándose desde el año anterior por todo el mundo. A pesar de que Australia ha obtenido a comienzos de siglo la categoría de estado soberano, su pertenencia a la Commonwealth y los estrechos lazos que mantiene con la antigua metrópoli la llevan a ayudar decididamente al Reino Unido en el conflicto. De esta manera ambos muchachos parten desde la ciudad de Perth junto a miles de compatriotas rumbo al otro rincón de la tierra, el norte de África. En Egipto iniciarán un adiestramiento militar que desembocará en el enfrentamiento con las tropas turcas del Imperio Otomano en la remota península de Gallipoli, a orillas del Mar Egeo. Allí, entre la arena de las trincheras y las balas, con la muerte acechando detrás de cada piedra, comenzarán a pensar qué demonios hacen en ese maldito lugar perdido de la mano de Dios. Pero ya es demasiado tarde y, como si fueran animales salvajes, tan solo les queda luchar y correr como el viento para intentar sobrevivir.

**************************************************

Ficha técnica y artística

Gallipoli. Australia, 1981, 110 min.

Dirección: Peter Weir

Intérpretes: Mark Lee, Mel Gibson, Bill Kerr

**************************************************


Crónica de Atticus Finch




Pulsa en la pantalla para ver el tráiler de "Gallipoli"

2 comentarios:

T|-|e /\/\aSkEd |3aKeR dijo...

Una película que vi por tu indicación y que disfruté enormemente. Un pasaje de la guerra que no conocía.
Avanzar contra muros de plomo. ¿Se le puede pedir algo más a un soldado?

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Alex, recuerdo que me comentaste que te había gustado mucho. La mezcla del incipiente atletismo, algo tan vital y humano, con la sinrazón de la guerra la verdad es que queda muy bien. Todo en la película es bastante kafkiano: unos australianos luchando en la otra punta del mundo contra soldados turcos por el control de un estrecho en el Mediterráneo.

Un abrazo