sábado, 8 de enero de 2011

La Milla Verde

Comentario de LA MILLA VERDE

Tras iniciarse como guionista en la televisión, Frank Darabont debutó en la dirección en 1994 adaptando para la gran pantalla un relato de Stephen King en la obra maestra "Cadena Perpetua". Obtenido ya el reconocimiento tanto de la crítica como del público, el realizador norteamericano tardaría cinco años en ponerse de nuevo detrás de las cámaras para rodar su segundo largometraje, "La Milla Verde". De nuevo la historia se desarrolla en una penitenciaría, aunque en este caso existe un fuerte componente sobrenatural a lo largo de todo el metraje de la cinta. Darabont continuaría posteriormente su filmografía con "The Majestic", retrato de la caza de brujas de Hollywood en la década de los 50, y "La Niebla", basada en otra obra de su escritor fetiche Stephen King.

"La Milla Verde" relata la reclusión del preso negro John Coffey (Michael Clarke Duncan) en el corredor de la muerte de una cárcel norteamericana en los años 30. Condenado a la silla eléctrica por un brutal crimen, John se descubre como una persona totalmente fuera de lo común, lo que llama profundamente la atención de su carcelero (Tom Hanks). A partir de entonces comienzan a ocurrir sucesos inexplicables que están más allá de la comprensión humana, pero cuyo origen parece ser el tímido y gigantesco John. A pesar de su larga duración, la película cuenta con un sólido argumento y la labor de los actores resulta soberbia, incluidos los estupendos secundarios (David Morse, Barry Pepper, Bonnie Hunt, etc). Esto, junto a la labor de Darabont en el guión y la dirección dan como resultado un largometraje sobresaliente, incluida su banda sonora.

**************************************************

Ficha técnica y artística

La Milla Verde (The Green Mile). EEUU, 1999, 189 min.

Dirección: Frank Darabont

Intérpretes: Tom Hanks, Michael Clarke Duncan, David Morse

**************************************************

Crónica de El Maquinista

Pulsa en la pantalla para ver el tráiler de "La Milla Verde"

6 comentarios:

BeaClane dijo...

Es una película impresionante. Para los aficionados de Tom Hanks sin duda imprescindible. Recuerdo que llore 5 veces (sin exagerar) cuando la vi. Me pareció una obra maestra, la manera de llevar al cine el libro de King... Esa ambientación, cómo la ejecutaron, perfecta.

Gran crítica
¡Un abrazo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Bea, muchas gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario. ¡no sabes cuánto se agradecen! Coincido con tus palabras, Tom Hanks está estupendo (como siempre) al igual que el resto del reparto, pero a mi sobre todo me hipnotiza el gran trabajo de Michael Clarke Duncan dando vida a ese ángel en la Tierra llamado John Coffey. El componente sobrenatural del relato está muy bien encajado en la historia y la ambientación de la milla verde es verdaderamente soberbia. Parece que al director Frank Darabont le gustan las novelas de Stephen King, ya que tres de sus cuatro películas están basadas en obras suyas.

Un abrazo

Mila dijo...

Me encanta la ambientación: la recreación de la época, la música que escucha en la radio ese carcelero tan humano, las relaciones de amistad, el compañerismo... Y el elemento sobrenatural no impresiona tanto, le da el punto "¿que pasará"? a la cinta.
Las interpretaciones,muy buenas.
Te sientas a ver esta película con el gusto de ver una historia entretenida y bien contada, muy bien contada.
Y me gustó mucho "Cadena perpetua"
Saludos, Sr.Cuttlas.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Sí, la película se zambulle totalmente en ese ambiente de los años 30 en el Sur profundo de EEUU. La sala de ejecuciones, con la abominable silla eléctrica y la surrealista zona para el público, pone los pelos de punta. Quizás sea el sitio más extraño del mundo para encontrarse con un ángel terrenal, un milagro, como reflexiona sabiamente el personaje de Tom Hanks.

Un abrazo

T|-|e /\/\aSkEd |3aKeR dijo...

A mi también me gustó mucho esta película tiene una fotografía más que notable y siempre te mantiene interesado con un nivel emocional muy alto.

El Bueno de Cuttlas dijo...

lSí, pese a su duración se trata de un largometraje cuyo ritmo no decae, es un relato que combina muy bien lo humano y lo divino. Los lados del Bien y del Mal están bien definidos, las cartas están puestas encima de la mesa. La fotografía y la ambientación, excelentes.

Un saludo