domingo, 28 de marzo de 2010

Billy Elliot

Comentario de BILLY ELLIOT

Billy vive en una ciudad minera del norte de Inglaterra golpeada por las huelgas y el paro en los oscuros años 80 de Margaret Thatcher. Su barrio es un monótono laberinto gris de casas de ladrillo humedecidas por la persistente lluvia y niebla británica. Todos los días hay disturbios entre la policía y los trabajadores de la mina; el mal ambiente se propaga por las calles y llena cada uno de los rincones de su casa. Los deportes que practican los chicos de su edad se reducen al fútbol y al boxeo, aunque ninguno de ellos le atraen especialmente. Un día Billy descubre en el gimnasio a una clase de ballet ensayando y algo se activa en su interior. Haciendo acopio de valentía decide apuntarse en secreto a las clases semanales de danza, aunque con el miedo de ser descubierto y acusado de afeminado por la gente ignorante que siempre aparece en los momentos inoportunos. Paso a paso descubre un arte que le llena de energía y vitalidad, sintiéndose un ser libre alejado de la pesadumbre que rodea su vida. El joven Billy encuentra así un refugio protector donde ser él mismo y expresar sus sentimientos a golpe de compás, en un esperanzador viaje donde se oye el sonido de sus zapatos marcando el ritmo en el suelo rumbo a un sueño.

**************************************************

Ficha técnica y artística

Billy Elliot. Reino Unido-Francia, 2000, 110 min.

Dirección: Stephen Daldry

Intérpretes: Jamie Bell, Julie Walters, Gary Lewis

**************************************************

Crónica de Atticus Finch

Pulsa en la pantalla para ver una escena de Billy Elliot

6 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

El director británico Stephen Daldry logró su primer grán éxito con "Billy Elliot", al que seguirían las excelentes "Las Horas" y "El Lector".

Los complicados momentos que pasaron las ciudades industriales del norte de Inglaterra en los años 80 han sido escenario habitual de buena parte del llamado cine social británico. "Billy Elliot" se une al grupo aportando la perspectiva del joven muchacho que descubre en la danza una vía de escape al mundo que lo rodea, consiguiendo unos resultados cinematográficamente excelentes.

Muy buena

Mila dijo...

Preciosa película. El triunfo de la fe y del espíritu artístico en un lugar donde escasea la primera y lo segundo ni existe ni está bien visto. Mágnifico Billy Elliot, y muy emocionante cuando ya "cisne", en todos los sentidos, aparece a los compases del Lago de los cisnes, de Tchaikovsky.Estas escenas me siguen emocionando cada vez que las veo.
Estupenda.

Hada dijo...

Excelente película, con grandes enseñanzas dignas de aplicar en nuestra vida... puedo verla muchas veces sin cansarme. Tal vez, ya va siendo hora de que vuelva a verla... puede que en los días libres de semana santa, me tome unas horas para repetirla =)

Abrazos!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Sí, como efectivamente decís las dos se trata de una película muy buena y tierna. Billy vive en un lugar difícil y encuentra como puerta de escape el ballet. Después tiene además que enfrentarse a las reticencias de su entorno a practicar la danza por no ser considerado algo masculino. Sin embargo el tesón, la dedicación y la fe mueven montañas y el joven bailarín consigue andar el camino.

De esta película me gusta mucho el reparto, en especial la profesora de ballet (y el propio Billy, claro). El uso de la música es muy acertado y sirve de banda sonora a los momentos claves del film, como cuando Billy decide tirar la puerta abajo y liberarse.

Saludos y gracias por pasar :-)

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Cine social británico... lo poco que he catado de ese pato me ha dejado buen sabor de boca.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Y que lo digas, Esquimal. La verdad es que Ken Loach es el gran autor del cine social británico, aunque no sé si he llegado a ver alguna película suya. Los años de la crisis industrial pasaron factura, como veíamos en "Full Monty" o en esta estupenda "Billy Elliot". Además las ciudades inglesas tienen ese ambiente solitario en los barrios residenciales donde todo es solitario, lluvioso y gris. Es un entorno muy apropiado para la temática, aunque siempre hay espacio para la esperanza.

¡Saludos!