viernes, 12 de octubre de 2007

Desayuno con Diamantes (Breakfast at Tiffany's)

Comentario de DESAYUNO CON DIAMANTES




Si uno es un tipo corriente, del montón, con pretensiones literarias no cumplidas y la perpetua frustración de sentirse escritor sin talento, la bulliciosa ciudad de Nueva York puede parecerle un lugar solitario y sombrío. En los muelles donde los proyectos de futuro han naufragado y entre los rascacielos que se erigen como inmensos barrotes de la cárcel interior, las personas resultan ser seres fríos y distantes.
Sin embargo, la salvación puede vivir en el piso de abajo. El tener como vecina a Holly (Audrey Hepburn) puede hacer que todo lo demás pueda esperar. Una criatura dulce y encantadora, pero frágil por dentro, a la que es facil querer profundamente pero difícil que ella le quiera a uno. Al menos a su manera.
Blake Edwards, entre la comedia de La Pantera Rosa y el drama de Días de Vino y Rosas, filma un amargo y melancólico fruto envuelto en papel de comedia romántica, donde sólo basta con husmear un poco dentro de los personajes para encontrar el miedo. Una a perder su libertad, y el otro a perderla a ella. A veces una vecina que llama Gato a su gato y que desayuna en Tiffany's es la que puede arreglarle la vida a uno.

************************************************
Ficha técnica y artística

Desayuno con Diamantes. EEUU, 1961, 115 min.

Dirección: Blake Edwards

Intérpretes: Audrey Hepburn, George Peppard, Patricia
Neal, Mickey Rooney

*************************************************

Crónica de Atticus Finch

Dedicado a Alejandro Pintado, amigo, compañero de estudios y
verdadero escritor



Pulsa aquí para ver a Audrey Hepburn es una de las escenas
míticas de la historia del cine

3 comentarios:

Alejandro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro dijo...

Muchas gracias Rodrigo. Es un honor que me hayas dedicado este artículo que es, a mi juicio, sublime. Igualmente te agradezco que me otorgues el rango de escritor aunque, humildemente, pienso que estoy más cerca del de cuentista.
Haciendo gala de mi vergonzosa ignorancia cinematográfica he de confesar que no sabía que el director de Desayuno con Diamantes era el mismo que el de La Pantera Rosa. Pero la grotesca caricaturización del casero japonés me hizo sospechar. Es uno de los pocos detalles que no me gustan de la película. Está fuera de lugar; como si Tom Hanks y compañía se encontraran a Roger Rabbit en lugar de al soldado Ryan. Sin duda desternillante pero poco apropiado(me lo imagino con el casco mal puesto y haciendo un burlesco saludo militar). En definitiva una gran película, de las que cuentan una historia que todos desearíamos vivir. A veces uno piensa, viendo estos clásicos, que quizá hubiera sido mejor idea haber nacido unos cuantos años atrás y a poder ser en Nueva York. Lamentablemente ese tiempo no volverá, el glamour de aquellos años se ha evaporado por completo. Y donde antes había caballeros ahora hay "supercanallas".

Gracias otra vez por la dedicatoria, me ha alegrado el dia.

Un abrazo desde Lausanne.(Que queda muy snob).

Alejandro Pintado

PD: Rodri, eres la élite.

David C. dijo...

Interesante tu manera de comentar la película. Audrey encantadora.