sábado, 9 de julio de 2011

Siete Días de Mayo

Comentario de SIETE DÍAS DE MAYO


John Frankenheimer pertenece a ese grupo de directores no demasiado conocidos por el gran público pero que cuenta con un buen puñado de obras notables y alguna sobresaliente, marcadas con un sello personal que tuvo su mayor esplendor durante los años 60 del pasado siglo. Durante esta década Franhenheimer se convierte en una pieza muy destacable del panorama cinematográfico norteamericano tras iniciar su carrera con "Los Jóvenes Salvajes" (1961) y "El Mensajero del Miedo" (1962), relatos que husmean en el interior de unos personajes densos y complejos. En la primera de ellas iniciaría una fructífera relación profesional con Burt Lancaster, su actor fetiche, al que dirigiría posteriormente en "El Hombre de Alcatraz", "El Tren" y "Siete Días de Mayo". Frankenheimer continuaría realizando largometrajes hasta tiempos recientes aunque sin volver a alcanzar el nivel de su primera época, salvo puntuales excepciones como "Ronin" (1998), paradigma del buen cine de acción.

"Siete Días de Mayo" es un thriller político que relata la cuenta atrás en el intento por desactivar un golpe de estado inminente en los Estados Unidos. Ambientada a comienzos de los años 60, el presidente norteamericano Jordan Lyman (Fredric March) ha decidido poner freno a la carrera armamentística que lleva desarrollándose en el país desde el final de la II Guerra Mundial en el contexto del titánico pulso entre los EEUU y la Unión Soviética por el control del mundo. En plena Guerra Fría y con el fantasma de un posible conflicto nuclear entre ambas potencias, el presidente ha firmado con los rusos un importante tratado de reducción de arsenales con el objetivo de iniciar una nueva etapa menos belicista que pueda abrir las puertas a una coexistencia pacífica. Sin embargo numerosos sectores militares y civiles en Washington consideran el tratado un fallo estratégico incalculable que pone en peligro la propia supervivencia del país, temerosos de que la URSS no respete lo firmado y consiga con el tiempo una superioridad militar invencible. Una de estas personas es el jefe del Estado Mayor James Scott (Burt Lancaster), quien lleva meses presionando al Congreso para torpedear el acuerdo, ayudado por su secretario el coronel Casey (Kirk Douglas). Lo que parece un asunto de dura confrontación política alcanza proporciones inverosímiles cuando Casey descubre poco a poco indicios de que su superior ha traspasado los límites constitucionales al llevar preparando durante semanas un plan oculto para derrocar al presidente en connivencia con destacados jefes militares y altos cargos públicos. Una vez confirmadas sus sospechas decide ponerse en contacto con el presidente Lyman para alertar del peligro inminente y formar un reducido gabinete de crisis que desmantele en secreto la conspiración en un plazo máximo de siete días, fecha para la cual está previsto el fatídico golpe de estado.

**************************************************

Ficha técnica y artística

Siete Días de Mayo (Seven Days in May). EEUU, 1964, 118 min.

Dirección: John Frankenheimer

Intérpretes: Kirk Douglas, Burt Lancaster, Fredric March

**************************************************


Crónica de Atticus Finch



Pulsa en la pantalla para ver una escena de "Siete Días de Mayo"

7 comentarios:

Mila dijo...

"Siete días de mayo" la he visto por primera vez hace muy poco. Rodada en blanco y negro,resulta tan creíble como cualquiera de los documentos gráficos de los años sesenta. Reconstruye perfectamente el ambiente, la atmósfera de esa década, tan llena de acontecimientos y de tensiones.
La película atrapa desde el primer minuto,es sobria y con los tiempos y los diálogos muy medidos. Da la sensación de ser el mecanismo de un reloj perfectamente engrasado.Las interpretaciones magníficas, con un presidente de los EE.UU. totalmente creíble.
Muy interesante.La recomiendo y creo que nadie se aburrirá.
Un saludo.

Piru dijo...

Buenísima película con un gran Burt Lancaster. Es curioso pues yo no había visto muchas películas de este actor hasta hace unos años, y siempre me lo planteaba erróneamente como un tipo de cine de acción que podía aportar poco. Cuando ví Novecento, Los profesionales o Siete días de mayo, descubrí lo equivocado que estaba.
La trama es soberbia, está magistralmente narrada, y lo peor de todo es lo preocupantemente realista que nos parece todo. Da miedo pensar en la política subterránea que se desarrollará en Washington.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Mila :-)

Sí, la película funciona con la precisión de un reloj suizo gracias a la buena estructura del guión y la dirección llena de energía de Frankenheimer. Sin duda este realizador sabía manejar perfectamente los códigos del thriller. De los actores, aunque Burt Lancaster y Kirk Douglas están muy bien, me quedo con Fredric March, al que no conocía, y quien da un recital interpretativo como presidente de los EEUU.

Gracias y un saludo

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Piru,

A mi Burt Lancaster me gusta mucho y tengo vista una parte importante de su filmografía (pero aún me quedan muchas pendientes). Es muy interesante su conversión de actor de películas de aventuras ("El Halcón y la Flecha", "El Temible Burlón") a un intérprete dramátrico de altura, con películas que lo convierten en uno de los grandes. Respecto a la trama supongo que no es casualidad la época en la que fue rodada, con el presidente Kennedy asesinado en Dallas el año anterior, la crisis de los misiles de Cuba y la nueva etapa de difícil equilibrio entre las dos superpotencias. Muy buena película.

Un saludo

El Bueno de Cuttlas dijo...

Aprovechando los comentarios sobre Burt Lancaster dejo aquí el enlace a una estupenda reseña sobre este actor hecha estos días en Blog de Cine por Adrián Massanet:

http://www.blogdecine.com/actores/la-leyenda-de-burton-stephen-lancaster

Muy recomendable

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

No sé muy bien por que, Franhenheimer, no se cuenta entre los mejores. No digo que sea la cream de la cream, pero es justo que esté después de los clásicos genios del cine.Al menos con la gente que hablo y ve algo de cine, no digo, gente muy cinéfila, ha visto cintas de él, pero no sabían quien era el director.
Un saludo.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Emilio, gracias por pasar. Tienes mucha razón en lo que dices, parece que hay un tipo de directores que simplemente no es retenido por la mayoría de los espectadores. También le pasa, guardando las distancias, a John McTiernan, que tiene tres importantes películas como "Depredador", "La Jungla de Cristal" y "La Caza del Octubre Rojo". Son buenas películas y además han gozado de importante éxito comercial, pero el nombre del director a veces parece que se desvanece entre el público.

Un saludo