viernes, 10 de julio de 2009

Cabaret

Comentario de CABARET

Caminando tarde por Meinhoffstrasse me llegó a los oídos una melodía enigmática que despertó mi curiosidad. Seguí los acordes calle abajo hasta dar con el pequeño callejón y la puerta que, al abrirse, transportó mi cuerpo a un mundo de fantasía y completamente irreal. Me permitió dejar mis problemas en la entrada y unirme a un espectáculo provocador e hipnótico, formado por gentes salidas de los sueños más dispares que hablaban una combinación anglogermana aderezada con palabras francesas. Ese lugar era una verdadera isla en los océanos del nacionalsocialismo. Cuando el deslumbrante espectáculo terminó, volví algo confuso a las sombrías calles berlinesas. El eco del cabaret aún retumbaba en mi mente, pero toda la magia se interrumpió por los espeluznantes gritos de guerra de las juventudes hitlerianas. Se avecinaba sin duda una noche de cristales rotos.

**********************************************

Ficha técnica y artística

Cabaret (Cabaret). EEUU, 1972, 124 min.

Dirección: Bob Fosse

Intérpretes: Liza Minnelli, Michael York, Joel Gray

**********************************************

Crónica de Atticus Finch

Pulsa en la pantalla para ver un famoso número musical de Cabaret

5 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

Bob Fosse llevó a la gran pantalla el famoso musical de Broadway "Cabaret", colocando la piedra angular de lo que sería el género en los siguientes años. Perfectamente impulsado por un reparto de altura, la película muestra los últimos tiempos de la República de Weimar en Berlín, mientras la decadente sociedad alemana va siendo engullida por las fauces del partido nazi y el nacionalsocialismo empieza a hacerse omnipresente en las calles. Sin mebargo, el cabaret intenta blindarse ante todo ese mundo que se avecina.

Mila dijo...

Los musicales le gustan a Bob Fosse, y creo que ninguno tan logrado como éste. Maravillosa música,coreografía, puesta en escena...
Qué siga el espectáculo:
La "angelical" Sally lleva ya puesta la máscara que da a su vida un sentido.En ella están las dos caretas (sonrisa/llanto)que muestran la vida( y no sólo en el teatro).Frente a la excesiva Sally la normalidad la pone él, el inglés(un jovencísimo Michael York). Ilustrado, demócrata, lo ve venir.
Y, mientras, esa otra realidad que es el Cabaret: decadente, ambiguo, libre... un mundo paralelo.
Impresionante la escena del muchacho nazi cantando, al que se suman los encantadores domingueros.
Una película redonda. Y qué decir de Liza Minnelli. Fantastica.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Sí, es una gran película llena de buenas escenas y famosos momentos. El angelical muchacho de las juventudes hitlerianas que canta en la conocida escena entona el "Mañana nos Pertenece", muy apropiado para lo que ocurriría en los años venideros.

Muchas gracias :-)

Hada dijo...

Te agradezco el detalle de los pingüinos =) Gracias mil! Abrazos!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Muchas gracias por pasar, lo de los pingüinos veo que es una afición que compartimos.

Saludos :-)