miércoles, 18 de junio de 2008

Encuentros en la Tercera Fase

Comentario de ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE

Fase 1: Avistamiento. Lo inexplicable vuela y surca los cielos como carros de fuego anunciando el fin de un tiempo y el comienzo de una nueva era, donde hasta las convicciones más profundas deberán ser revisadas para afrontar la realidad. La verdad está ahi fuera y se ha hecho visible.

Fase 2: Rastro. Las señales aparecen en los lugares más recónditos del mundo aguardando a ser descifradas. Su contemplación despierta en el hombre los temores más primitivos enraizados en los laberintos de la mente, su miedo a lo desconocido tan sólo es comparable a su afán por conocer.

Fase 3: Contacto. Cuando las piezas encajan y el rompecabezas está completo, su significado ya lo invade todo. En todo proceso de aprendizaje debe existir un maestro y un discípulo, roles que ya están dispuestos sobre el tablero de ajedrez en que se ha convertido la aventura del saber. La partida no ha hecho más que comenzar. ¿Quién dijo miedo?

*********************************************

Ficha técnica y artística

Encuentros en la Tercera Fase (Close Encounters of the Third Kind). EEUU, 1977, 135 min.

Dirección: Steven Spielberg

Intérpretes: Richard Dreyfuss, François Truffaut, Teri Garr

*********************************************

Crónica de HAL-9000


Pulsa en la pantalla para ver el camino hacia la tercera fase

3 comentarios:

Rodri dijo...

Los visitantes tienen dos caras. Spielberg muestra la buena. Y lo hace bien.

Gates en la tercera fase dijo...

Escalofríos varios recorren mi espalda. Como ufólogo de medallas en la pechera (ese soy yo) veo en la peli de Spielberg muchos detalles típicos de la ufología académica. Es cierto que el único platillo que he visto volar en mi vida, es uno de gambas (es una vieja historia) pero he investigado un huevo con mi padre sobre el tema (enciclopedia por fascículos incluida, y es delito que no me avergüence). Conclusión, no hay pruebas concluyentes. Ni una sola. Eso sí: los testimonios de pilotos militares, comerciales, e incluso de astronautas. Gente que no tiene necesidad de mentir, y los documentos desclasificados de la fuerza aerea británica y española demuestran que el fenomeno OVNI es real 100%. Que detrás tenga una inteligencia extraterrestre. Eso nadie lo puede afirmar. Aunque los astronautas, uno de ellos pisó la luna (a la luna no mandan a un chiflado), aseguran que existe el famoso "cover up" y que los contactos con otras civilizaciones ya se han realizado hace décadas. El baile prueba-refutación y los miles de testimonios en cierta manera silenciados hacen temer que hay algo detrás. Pero evidentemente desde nuestra posición de hormigas obreras imposible saber nada. Sin prubas no hay pastel.

Yo lo único que no quiero es levantarme una noche a tomarme unos chococrispies y al apartar la caja de cereales encontrarme a un gris (y con esto no me refiero a un miembro de la benemérita). No, que me dan mucho coraje!!! (los extraterrestres no los policías)!!!. La idea de estar solos en el Universo sé que es estúpida (alguien tiene que cobrar el Euromillones ¿no?) pero si fuera verdad sería cojonuda. Ya hay pocas supermodelos como para tener que compartirlas no te jo..!!

No estoy loco, es que es lunes.

Un poco de chispa pintadiana a este blog no le hace mal.

Rodri, la élite.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Tienes razón Alex en muchas cosas sobre lo de los contactos con extraterrestres. Yo, particularmente, estoy convencido de su existencia. Si el universo es infinito tiene que haber infinitas posibilidades de que haya alguien o algo más allá, pero mi mente es tan insignificante que no puedo concebirlo ni comprenderlo. Pero tengo la certeza.

Aún me acuerdo de aquél suceso paranormal ufológico que nos pasó en Santander, en la residencia, una noche, ¿te acuerdas? Veíamos unas luces en el cielo y yo estaba realmente asustado... pensaba llamar a Iker Jiménez para salir en la radio en directo. Menos mal que Alfonso puso el toque racional y nos fuimos a dormir más tranquilos. Je je, lo que no nos pasara ahí...

Muchas gracias por los comentarios y un fuerte abrazo.